Disminuye el número de envíos sospechosos

24-10-2001

En la República Checa disminuye el pánico provocado por los casos mortales de ántrax registrados en Estados Unidos. Ha disminuido también el número de avisos sobre envíos postales u objetos sospechosos. Mientras que el miércoles los bomberos han salido a recoger estos objetos tan sólo unas decenas de veces, la semana pasada sus intervenciones se contaban por centenas. Las personas avisaban a los bomberos por temor de que los envíos postales sospechosos pudieran contener esporas del ántrax. Sin embargo, según declarara Michal Vít, el principal responsable de higiene en la República Checa, ninguno de los envíos sospechosos contenía bacterias de ántrax o de otra enfermedad.