El "no" de los irlandeses al Tratado de Niza originaría el problema de la ampliación de la UE

19-10-2002

Si los irlandeses rechazaran este sábado en el referéndum el Tratado de Niza, surgiría un gran problema político de cuántos países candidatos invitar a la Unión Europea. Así lo dijo en la televisión pública checa el ministro de Relaciones Exteriores de este país, Cyril Svoboda, explicando que el Tratado de Niza estipula las reformas de las instituciones comunitarias sin las que la Unión no puede ampliarse. En caso de que Irlanda no apruebe dicho Tratado, permanecería en vigencia el Tratado de Amsterdam que define que la Unión puede ampliarse, sin una reforma previa, de cinco países como máximo. Sin embargo, Bruselas ya ha invitado a adherirse a diez países candidatos. El jefe de la diplomacia checa confía, no obstante, en que la República Checa figuraría entre esos cinco países, ya que es uno de los países candidatos más ricos.