En Praga fue clausurada la exposición de las joyas de coronación

13-07-2003

En el Castillo de Praga fue clausarada este domingo la exposición de las joyas de coronación, que comprenden la corona de San Venceslao, un cetro y una esfera, el tesoro más valioso del patrimonio nacional checo. Unas 40 000 personas visitaron la exposición que tiene lugar sólo una vez en cinco años aproximadamente. Esa tradición fue sentada en el siglo XIV por el rey checo y emperador romano-germánico, Carlos IV. El soberano fijó que las joyas podían ser expuestas en público únicamente con motivo de acontecimientos relevantes. Este año han sido tres los motivos para exponer las joyas de coronación: el 85 aniversario de la fundación de Checoslovaquia, el décimo aniversario de la fundación de la República Checa y las elecciones presidenciales que se efectuaron en febrero.