Havel agradece a las fuerzas de seguridad su labor durante la cumbre de la OTAN

26-11-2002

El presidente de la República, Václav Havel, agradeció oficialmente en el Castillo de Praga a los representantes de la policía, del ejército y de los servicios secretos por su labor durante la cumbre de la OTAN en Praga. Aunque en anteriores ocasiones Havel calificara las medidas de seguridad de sobredimensionadas, durante el encuentro en el Castillo de Praga no aludió a este tema. El ministro del Interior, Stanislav Gross, al igual que el director de la policía nacional, Jirí Kolár, opinan que Havel se había precipitado en su evaluación de las medidas de seguridad. Durante la cumbre de la OTAN, por la seguridad de sus participantes y de los habitantes de Praga velaron 12 mil policías.En las tareas de custodia se contó con ayuda del ejército. El espacio aéreo checo fue custodiado por cazas norteamericanos.