Inspección veterinaria interviene en un mercado vietnamita en Praga

22-03-2019

Un grupo de médicos veterinarios acompañados de policías y aduaneros iniciaron una inspección de la calidad de alimentos que se venden en el mercado vietnamita Sapa, situado en el barrio de Libuš, en Praga. Controlan también las camionetas con mercancías que llegan al lugar.

El sábado pasado los inspectores veterinarios y los aduaneros descubrieron en el mercado Sapa un vehículo en el que se encontraban 210 kilogramos de vísceras de cerdo podridas y apestosas. El año pasado descubrieron allí depósitos ilegales en los que se encontraban almacenadas más de dos toneladas de pescado y frutos de mar.

La Inspección Veterinaria checa intensificó los controles de la calidad de la carne importada, a raíz del escándalo provocado por los problemas con la carne vacuna procedente de Polonia.