La nube de ceniza volcánica no cerrará el aeropuerto de Praga

25-05-2011

El transporte aéreo sobre la República Checa no será suspendido por culpa de la nube de ceniza procedente del volcán islandés Grímstvötn. El comité de crisis, reunido este miércoles en el aeropuerto Ruzyně de la capital, así lo decidió a la vista de la escasa concentración en la nube, que desde las 14 horas de este miércoles ya está sobre algunas zonas de la República Checa. En las horas siguientes está alcanzando el resto del país. Las Aerolíneas Checas han tenido que cancelar algunos vuelos de vuelta a Praga como consecuencia del cierre del espacio aéreo sobre ciudades alemanas como Hamburgo, Bremen y Berlín.