La RCh conmemoró la muerte en la hoguera del reformador religioso Juan Hus

06-07-2003

La República Checa conmemoró este domingo el legado del reformador religioso checo, Juan Hus, condenado en 1415 por el concilio de Constanza a muerte en la hoguera. Con este motivo el patriarca de la Iglesia Husita Checoslovaca, Jan Schwarz, celebró una misa ecuménica solemne en la Capilla de Belén, en Praga, lugar en el que hace seis siglos Juan Hus predicaba a los praguenses. A la misa asistió el presidente de la República, Václav Klaus, quien declaró que el sacrificio de Juan Hus pasó a ser el gesto moral más llamativo en la historia checa.

El Vaticano cambió sustancialmente su postura hacia Juan Hus en 1999 al conluirse el simposio internacional de Roma sobre Hus. El Papa Juan Pablo II expresó entonces por primera vez arrepentimiento por la cruel muerte del reformador checo.

El sábado la Iglesia Husita organizó una reunión solemne en la Plaza de la Ciudad Vieja en Praga con motivo del centésimo aniversario de la colocación de la piedra fundamental del Monumento a Juan Hus, cuyo autor es el escultor Ladislav Saloun.