Los últimos médicos militares regresaron de Basora

22-12-2003

A la República Checa regresaron los últimos 46 miembros del personal del hospital de campaña checo que trabajó en Basora, en el sur de Irak, desde el pasado mes de abril y atendió a 10 mil pacientes. En el aeropuerto de Praga les dio la bienvenida el ministro de Defensa, Miroslav Kostelka. El gobierno decidió terminar la misión del hospital de campaña en Basora en noviembre pasado debido a la falta de personal para el relevo. El domingo arribó a Irak la última parte del contingente de ochenta policías militares checos que actuarán en la base de Shaiba, a 25 kilómetros al oeste de Basora.