Praga cerró con Bruselas el capítulo sobre movimiento de mano de obra

27-10-2001

La República Checa cerró este viernes con la Unión Europea el capítulo sobre el libre movimiento de mano de obra. La República Checa aceptó el sistema que posibilita a los países comunitarios limitar de modo flexible el derecho de los ciudadanos checos de trabajar en los países miembros de la Unión, informó el relator checo ante la UE, Pavel Telicka, agregando que Praga logró cerrar en Bruselas también el capítulo sobre el control financiero. Los resultados de las conversaciones fueron valorados por el presidente checo, Václav Havel.