Primer Ministro checo admite cierto enfriamiento de relaciones con Austria

21-01-2002

El Primer Ministro checo, Milos Zeman, admitió que la campaña "Veto a Temelín", promovida en Austria, tendrá un impacto negativo en las relaciones entre los dos países. Insistió no obstante en que Viena no puede adjudicarse el derecho a decidir sobre el destino de una central que se encuentra en otro país soberano. La campaña "Veto a Temelín" promovida entre la ciudadanía austríaca condiciona el apoyo de Austria a la entrada de la República Checa en la Unión Europea con la puesta fuera de funcionamiento de la Central Nuclear checa de Temelín.