Vice Primer Ministro checo insiste en la validez de los acuerdos checo- austríacos de Melk sobre la planta checa de Temelín

27-01-2002

El vice Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, descartó la posibilidad de que el nuevo Gobierno checo, surgido de las próximas elecciones parlamentarias a tener lugar en verano de este año, esté dispuesto a debatir con Viena sobre la Central Electronuclear checa de Temelín fuera del marco de los acuerdos checo-austríacos de Melk, sobre el tema. Spidla insistió también en que la República Checa no pretende anular los llamados Decretos de Benes, en base a los que fueron expulsados de los territorios checos, después de la Segunda Guerra Mundial, centenares de ciudadanos de nacionalidad alemana.

Spidla reaccionó así a las recientes declaraciones del ex líder del Partido de los Libres austríaco, Jörg Haider, quien insistió en que Viena debería continuar negociando el caso de Temelín con el nuevo Gobierno de la República Checa, surgido de las próximas elecciones. Haider propuso igualmente reabrir el tema de los Decretos de Benes.