Vuelve a abrir en Praga el Café a Oscuras

05-06-2017

En la Plaza de la República (náměstí Republiky), en Praga, volvió a abrirse por más de dos semanas el llamado Café a Oscuras (Kavárna potmě), en el que los huéspedes son atendidos por invidentes. Las ganancias de esta cafetería móvil temporal, instalada en un autobús especialmente adaptado, irán tradicionalmente a la cuenta de la fundación Světluška (Luciérnaga), adjunta a la Radiodifusión Checa, que ayuda a las personas ciegas o con serios problemas de la vista. El café estará abierto todos los días desde las 10 de la mañana hasta las 9 de la noche, con una pausa de tres a cuatro de la tarde. Después de Praga el Café a Oscuras móvil viajará a otras ciudades del país, entre ellas Hradec Králové, Pardubice, Pilsen, Jihlava y Brno.