Vuelve a la patria primer soldado checo de la unidad antiquímica en Kuwait

03-04-2003

El primer soldado del batallón antiquímico checo-eslovaco regresó a la patria por problemas de salud. Se trata del capellán del batallón Pavel Ruml, que se fracturó la nariz y sufrió conmoción cerebral. Personeros del batallón explicaron a la prensa que la lesión resultó más grave de lo que en principio parecía. El capellán será internado en el hospital militar de Praga y todavía no se ha hablado de su sustituto.