Antonio Saura: “Como productor le puedo decir que no a mi padre”

24-03-2016

El productor de cine Antonio Saura presentó recientemente en el festival de cine Febiofest, en Praga, su exitoso documental 'El Pollo, el Pez y el Cangrejo Real'. Radio Praga tuvo la oportunidad de conversar con él acerca de los mayores retos de un productor, del panorama del cine europeo, así como de la colaboración con su padre, el famoso director Carlos Saura.

Antonio Saura, foto: Dominika BernáthováAntonio Saura, foto: Dominika Bernáthová El primer thriller gastronómico. Así se denomina la película 'El Pollo, el Pez y el Cangrejo Real' que documenta el proceso de preparación del ganador del Campeonato de España de Cocineros, Jesús Almagro, para las Olimpiadas de Cocina, el Premio Bocuse d´Or.

“En una cocina suceden muchas cosas”

Como un aficionado al mundo gastronómico, Antonio Saura llevaba varios años buscando ideas para realizar un filme que se adentrara a esta industria.

Su amigo, el reconocido cocinero Sacha Hormaechea le contó de las aspiraciones del que sería el protagonista de la película y el argumento estaba hecho. Solamente faltó encontrar al director, apunta Antonio Saura.

'El Pollo, el Pez y el Cangrejo Real', foto: Febiofest'El Pollo, el Pez y el Cangrejo Real', foto: Febiofest “Se me ocurrió trabajar con para mí el mejor director de documentales de España, que es José Luis Linares, que ha dirigido documentales que ha ganado Goyas y dirigió películas que viajaron por festivales de cine del mundo. Me dijo que como me respetaba y me tenía mucho cariño, lo iba a probar, pero que le parecía una idea estúpida. La frase fue : En una cocina nunca sucede nada. Tiempo después siempre dice en público que en una cocina suceden muchas cosas. El documental es la pasión y la dificultad de cómo intentar hacer un plato que pueda ganar el campeonato del mundo. No lo ganó pero España fue representada dignamente”.

Tras acabar el rodaje, el equipo sabía que tenía un buen documental en las manos, pero no se esperaban tantas críticas positivas de la prensa internacional y numerosas invitaciones a prestigiosos festivales como el de Tribeca de Nueva York o el de Berlín.

A pesar de la responsabilidad por la obra cinematográfica, la figura del productor se queda en la sombra. Antonio Saura apunta cuáles son los mayore retos.

'El Pollo, el Pez y el Cangrejo Real', foto: Febiofest'El Pollo, el Pez y el Cangrejo Real', foto: Febiofest“El trabajo de productor es muy bonito porque es el trabajo de alguien que tiene que conseguir que las cosas sucedan, pero luego tiene que asumir que serán realizadas por otros. La película la hace director, el productor la pone en marcha. Tienes que poner medios, la financiación, encontrar la idea que sea la que tú puedas defender, que sean las personas que quieras que la hagan, encontrar los mejores actores, técnicos. Y encontrar el dinero para hacerlo en los límites de lo que tú crees que es el valor de la película, no solo el dinero para hacerlo sino que no cueste más de lo que puedas recuperar. Lo más importante es hacer una película que contacte con el público que la quiera ver”.

En el mundo del cine no existe una apuesta temática que asegure la ruptura de las taquillas. Una película además no lucha solo contra su competencia, sino también contra los acontecimientos que están sucediendo actualmente en el mundo.

“Cómo me decía uno de mis maestros, David Puttnam, un gran productor inglés, que hizo la película Memphis Belle, sobre un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial y empezó la Guerra del Golfo. Fue un fracaso, nadie quería ver películas de soldados arriesgando la vida cuando sucedía algo así en realidad. O el famoso caso de Rambo 3, donde el protagonista va a luchar contra los rusos a favor de los talibanes. De repente los talibanes son los malos. Entonces ya no pueden poner la película en la televisión tanto, porque qué hace un americano ayudando a los talibanes”.

En el currículum de Antonio Saura encontramos decenas de producciones cinematográficas. Según apunta, las que más dinero han ganado no siempre son de las que se siente más orgulloso. El productor confesó qué puntos de su carrera valora más.

“Este documental, otro documental gastronómico: Jérez y el Misterio del Palo Cortado, que estuvo también en el festival de Berlin, 'La Ciudad sin Límites' con Antonio Hernández, y también de algunas de mi padre, 'Fados', por ejemplo. Me gusta mucho una película que no terminó teniendo mucho éxito, 'Silencio en la Nieve', de Gerardo Herrero. De dinero 'Di que Sí' y 'Santimillán' con Paz Vega dio mucho dinero en España”.

“Es un placer trabajar con mi padre”

Carlos Saura, foto: J.A.Bielsa Arbiol, CC by 3.0Carlos Saura, foto: J.A.Bielsa Arbiol, CC by 3.0 Antonio Saura metió la mano asimismo en la producción de varias películas de su padre, de uno de los cineastas más importantes de España, Carlos Saura. Siempre ha sido una colaboración muy agradable, según apunta.

“Yo siempre lo cuento gracioso, que es la primera vez que el hijo le puede decir no al padre. Como productor dices: No papá, esto no. Es un placer trabajar con él porque mi padre es muy bueno y cuando es bueno, también es muy cabezón. Intentas que las cosas que tú crees que sabes las escuche, y que las cosas que sabe las puedas poner en valor. Es divertido, muy estimulante y a veces frustrante, como la relación de padre y un hijo”.

Antonio Saura es miembro de la Academia del Cine Europeo, encargada de promover la cultura cinematográfica en el mundo, así como de proteger y apoyar sus intereses.

Saura sostiene que el cine europeo se encuentra en un momento muy bueno en términos de calidad, pero también lleno de grandes retos.

“Aquello que nos hace ricos en Europa, que es la diversidad, es también el mayor impedimento para nuestro crecimiento. Cómo podemos crecer, manteniendo la diferencia y nuestra capacidad cultural es el gran reto. Lo bueno que tienen el cine europeo que siempre va a haber creadores con un punto de vista, va a haber historias que contar. Lo malo es que es un cine fragmentado y que se tiene que apoyar en esta fragmentación. Esto lo convierte a veces en difícil para competir con grandes cinematografías chinas, americanas o ahora las Indias que tienen una masa de población muy grande y que se tiene que apoyar en ellas”.

Profesores de cine checos

'Honeymoon' de Jan Hřebejk, foto: Press Service de MFF Karlovy Vary'Honeymoon' de Jan Hřebejk, foto: Press Service de MFF Karlovy Vary Durante sus estudios en la Universidad de Columbia de Nueva York, Antonio Saura atendía clases de dos profesores checos, Miloš Černý y Frank Daniels. Actualmente le llama la atención la producción de jóvenes cineastas checos y eslovacos. Destacó la película 'Honeymoon' del director checo Jan Hřebejk, que en su empresa productora goza de buenas ventas. Saura apreció asimismo la organización del festival de cine internacional Febiofest que se celebra actualmente en la capital checa.

“Me parece una programación muy interesante, una ventana. Tiene una sección del cine latinomericano estupenda. Algunas son de la empresa que yo llevo, una película maravillosa 'Línea Maravilla' o una mexicana '600 millas'. Eso da una oportunidad al público de ver un cine distinto. En cuanto a la selección internacional hay una combinación inteligente entre películas más conocidas y otras. Lo que he sentido es una buena organización, las salas son estupendas, la proyección maravillosa.”.

“Praga ha cambiado mucho”

Antonio Saura visitó Praga en varias ocasiones, sobre todo con motivo de negocio. Desde su último viaje hace ocho años, el aspecto de la capital checa ha cambiado considerablemente, apunta.

“La ciudad es una belleza, la he visto muy cambiada, muy modernizada, con muchos más colores. Las casas han recuperado sus tonalidades, antes era todo más gris.. Es muy moderna. Han invertido mucho dinero. Es muy agradable cuando las ciudades vuelven a lucir. La primera vez estaba un poco más triste”.

Una nueva película argentina con Carmen Maura

Antonio Saura actualmente está preparando una película con el director argentino Juan Pablo Solar con la actriz española Carmen Maura y el actor argentino Norman Briski.

“Es un viaje de un anciano de origen polaco, pero argentino, a Europa para recuperar su memoria. Es un road movie de su regreso para pagar una deuda de un amigo de hace 60 años. Hemos empezado ya rodar unas imágenes, pero el rodaje de verdad va a empezar el junio”.

Como director de una productora, Antonio Saura está actualmente seleccionando películas para la venta internacional en la próxima edición del festival de cine de Cannes. Entre ellas destacó dos películas argentinas 'Último Túnel' de Rodrigo Grande y 'El Ciudadano Ilustre' de Mariano Cohn y Gatsón Duprat.

24-03-2016