Cancha calentada para voley-playa, entrenamiento en la tienda alpina y la escalada de chimeneas

20-11-2004

Hundir los pies en la arena caliente y jugar al voley-playa...Aunque el mercurio del termómetro se sitúe debajo de los cero grados, en Praga es posible hacer realidad este sueño.

Los aficionados checos al voley-playa que quieran practicar este deporte sobre la arena caliente ya no tienen que viajar en invierno a las Islas Canarias. Pueden dirgirse al pabellón Time Out Arena, en la colina de Strahov, en Praga, donde tienen a su disposición la primera cancha de voley-playa calentada de Europa Central.

Las dimensiones de la cancha, accesible tanto a aficionados como a jugadores de alta competición, son de 18 por 30 metros. La temperatura del aire en el pabellón es de 25 grados y la arena calentada artificialmente tiene 30 grados.

Las 150 toneladas de arena silícea que cubren la cancha, proceden del Lago Mácha, al norte de Praga. La arena es calentada por 3 kilómetros y medio de tubos de calefacción.

Katerina NeumannováKaterina Neumannová Algunos esquiadores de alta competición suelen dormir en las llamadas tiendas alpinas para mejorar su estado físico. También la medallista olímpica checa Katerina Neumannová ha instalado sobre su cama una tienda alpina. Un tubo, conectado a un compresor, suministra al interior de la tienda un aire enrarecido.

Un filtro especial permite pasar al interior de la tienda un aire con menos moléculas de oxígeno que el que normalmente respiramos. Es como si la deportista durmiera en una tienda instalada en una alta cumbre alpina.

La escasez de oxígeno estimula la creación de glóbulos rojos que mejoran la forma física de los deportistas. La elevada cantidad de glóbulos rojos se mantiene durante 120 días.

Katerina Neumannová, medallista olímpica de esquí de fondo, utiliza la tienda alpina desde el año 2001. El ruidoso compresor lo tiene instalado en el balcón de su dormitorio. Poniendo a funcionar al máximo el equipo, la deportista respira en su tienda alpina el aire enrarecido que corresponde a una altura de 3 mil 500 metros.

Los críticos del uso de las tiendas alpinas argumentan que se trata de un dopaje ilícito. Katerina Neumannová opina que es una tontería, ya que la tienda alpina representa un avance técnico que mejora la preparación del deportista, aunque también a costa de algunos sacrificios por parte de éste.

El mejor panorama se disfruta desde lo alto de una chimenea fabril, pensaron dos jóvenes de 18 años que empezaron a escalar la chimenea de 140 metros de altura de la planta de generación de calor, en el distrito de Michle, en Praga.

Cuando los muchachos hubieron alcanzado la altura de 60 metros, los policías los obligaron a bajar tras llamar previamente a los bomberos. Los muchachos dijeron que desde la chimenea querían sacar fotos de Praga. La policía soltó a los dos jóvenes ya que no consideraba la escalada como un acto delictivo.

Uno de los muchachos era miembro de la Unión checa de escaladores de chimeneas que agrupa a los aficionados a este tipo de escaladas. La Unión surgió en 1981 con motivo de la escalada de la chimenea de la planta generadora de calor de Michle. Ahora agrupa a 262 miembros.

¿Y las condiciones de admisión? Puede aspirar a ella quien haya escalado una chimenea de más de 50 metros de altura o dos chimeneas diferentes de 15 y 49 metros de alto.

Pavla Rybová, de 30 años, y su perro Ronny son los mejores detectores de drogas en el viejo continente.

Pavla Rybová es funcionaria aduanera residente en la pequeña aldea de Cástkov, en el sudoeste de Bohemia, y Ronny es un perro labrador de cinco años de edad.

Pavla y Ronny ganaron la medalla de oro en el campeonato de Europa de detección de drogas que se celebró en la ciudad checa de Liberec. En el certamen, en cuyo transcurso los perros buscaron drogas en equipajes, camiones, turismos, autobuses y recintos cerrados, compitieron representantes de 13 países europeos. Pavla Rybová fue la ganadora más joven en la historia de la competición.

En su trabajo, la funcionaria aduanera Pavla Rybová y su perro Ronny buscan drogas en autobuses y aeronaves. En un período de seis meses, Ronny detectó drogas en doce casos. En una ocasión encontró drogas en el interior de un cuartel.

20-11-2004