Český Krumlov cumple 710 años

01-08-2019

Český Krumlov, una de las ciudades más pintorescas de la República Checa, cumple este viernes 710 años de su fundación. Incluida en el Listado del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO desde 1992, la ciudad atrae a miles de turistas que admiran sus edificios en estilo gótico, renacentista y barroco.

Callejuelas medievales estrechas, majestuosos frontones de antiguas casas de la aristocracia, rincones románticos con cafeterías o cervecerías históricas y, al otro lado del río Moldava un castillo y un palacio en la altura de una loma.

Todo esto es Český Krumlov, ciudad de Bohemia del Sur de unos 13 000 habitantes, que suele ser apodada ‘ciudad de los cuentos de hadas’. En 1992 la UNESCO decidió incluirla en el Patrimonio Cultural de la Humanidad, sostuvo Dalibor Carda, alcalde de la ciudad.

”En el casco histórico fue derrumbado un mínimo de casas. Creo que esto fue lo más importante al decidir los inspectores de la UNESCO si asumían la protección de la ciudad. Por suerte no se realizaron los planes de los comunistas de levantar cerca del centro casas prefabricadas”.

El centro histórico de Český Krumlov lo forma una reserva nacional protegida por el Estado Checo, sostiene Dalibor Carda.

”La reserva urbana local es bastante extensa, y la ubicación de la ciudad es única. El río Moldava pasa por aquí haciendo varias curvas junto al casco histórico, lo que le da al lugar un toque especial. Por encima de todo esto se yergue el palacio, cuyo jardín barroco llega hasta el bosque”.

Dicho sea de paso, los monasterios de Český Krumlov ocupan un área similar a la del conjunto del palacio y castillo locales que, además, es el segundo más grande por extensión de la República Checa, después del de Praga. La diferencia es de sólo 45 metros cuadrados.

Dalibor Carda, foto: Ondřej TomšůDalibor Carda, foto: Ondřej Tomšů En vista de los atractivos que ofrece Český Krumlov resulta natural que sea una de las ciudades más concurridas por los turistas. Su número aumentó de manera significativa después de los cambios democráticos en el país, y actualmente llega a más de 450.000 personas al año.

El área del castillo y palacio local documenta el desarrollo arquitectónico del lugar desde el siglo XII hasta el siglo XIX. Las primeras menciones indirectas sobre la existencia del castillo de Český Krumlov datan de la segunda mitad del siglo XII, aunque su edificación comenzó en las postrimerías del siglo XI.

El área abarca unos 40 edificios, entre ellos varios palacios que rodean cinco patios palaciegos y palacios, y en la zona a la mayor altura del cerro se extiende a lo largo de siete hectáreas el jardín palaciego de estilo barroco.

El teatro palaciego, foto: Ondřej TomšůEl teatro palaciego, foto: Ondřej Tomšů En el palacio de Český Krumlov hay un singular teatro. Su edificio data de 1682, y el escenario y auditorio para unas 160 personas provienen del año 1766. De los siglos XVII y XVIII se han conservado centenares de piezas de vestuario y de decoraciones.

En la cima de la loma se extiende un hermoso jardín palaciego que surgió en el siglo XVI, pero entonces se cultivaban en él verduras, frutas y especias para ser suministradas a la cocina palaciega. Durante los siglos XVII y, sobre todo el XVIII, fue transformado totalmente y pasó a formar parte de las áreas oficiales del palacio. Tiene una longitud de 800 metros y está dividido en varios sectores.

En medio del jardín se encuentra instalado un auditorio giratorio, que data del año 1958 y es un proyecto del arquitecto y escenógrafo checo Joan Brehms y del entonces director del Teatro de Bohemia del Sur, Otto Haas.

El teatro fue muy bien recibido por el público y se conservó hasta el presente a pesar de ser criticado por la UNESCO, que insiste en que la obra afecta el aspecto global del lugar. Independientemente de ello, unos 56.000 espectadores asisten cada año a las presentaciones de obras en este teatro al aire libre.

01-08-2019