Cómo un fabricante de globos conquistó el mundo

18-04-2019

Jan Felkl nació en 1817 en un pequeño pueblo situado al este de Bohemia. Era un soñador con una perspectiva única del mundo.

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“

Jan Felkl (Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“)Jan Felkl (Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“) Durante el Imperio de los Hasburgo, casi todas las clases de geografía en Europa central tenían un globo terráqueo creado por Felkl e hijo. En su apogeo la fábrica familiar situada al norte de Praga producía unos 15 000 globos celestes y terráqueos al año. El declive comenzó con las guerras mundiales a medida que el propio mundo de Jan Felkl se hacía cada vez más pequeño.

Eva Novotná, directora de la colección de mapas de la Universidad Carolina recibió el encargo de escribir una historia sobre la compañía para conmemorar el 200 aniversario del nacimiento de Felkl y ayudó a diseñar una exposición en su honor, la cual se encuentra en Roztoky, cerca de Praga.

“Jan Felkl tenía una personalidad peculiar. Antes de llegar a Praga, sirvió en un regimiento de artillería en Mainz, Austria. Se dice que su supervisor hizo pequeños globos terráqueos como pasatiempo. Así es como la relación de Felkl con este tema pudo haber comenzado".

Un cartógrafo checo también pudo haber inspirado y quizá apoyado indirectamente el negocio mundial de Felkl. Después de retirarse del ejército austrohúngaro, encontró trabajo como empleado en una oficina de correos de Praga.

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“ Allí conoció al famoso impresor y cartógrafo de cobre Václav Merklas, quien creó en 1848 el primer globo terrestre checo y comenzó a fabricarlo junto a otros utensilios educativos. Años más tarde, Merklas comenzó a trabajar como maestro de secundaria y entregó el negocio a Felkl.

“Conoció a Vaclav Merklas y su círculo de amigos en Praga. Lo que es interesante, ya que ellos eran patriotas que hacían ayudas en la enseñanza de la geografía y fabricaban globos terráqueos en idioma checo, los cuales vendían a escondidas en mercados y posadas. Pero pronto la compañía fracasó. Merklas abandonó Praga en 1851 dejando a Felkl con todo el equipo”.

Globos para todos los idiomas de la monarquía

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“ En los años siguientes, Felkl se empeñó en crear su propia compañía ubicada en el centro de Praga junto al río Moldava, en la calle más conocida actualmente como Karoliny Světlé. En 1854, entró en el Registro Mercantil de forma oficial, dijo Eva Novotná.

“Felkl inició como pequeñas bolas de yeso sólidas de entre 7 y 12 centímetros de diámetro. Luego los ahuecó para ahorrar material. Felkl trató de producirlos de manera más económica posible. Ese fue el secreto de su éxito. De repente, no solo las casas señoriales sino también las privadas en el siglo XIX podrían adquirir estos pequeños globos".

Lo que puede sorprender, dijo Novotná, es que en ese entonces muchos hombres aparte de lucir relojes de bolsillo en una cadena, portaban un globo terráqueo, el cual les sería útil durante sus conversaciones acerca de los últimos desarrollos en geopolítica.

Inicialmente, Felkl se concentró en productos transcritos en alemán. Pero el negocio estaba en auge, con pedidos procedentes de todo el mundo y pronto amplió su cartera.

"El suegro de Felkl era un hombre de negocios en Alemania, por lo que tenía buenas conexiones con ese mercado. Pero pronto los patriotas checos estaban presionando a Felkl para que también hiciera globos en checo. Poco a poco se expandió a las lenguas húngara, eslovaca y todas las pertenecientes a la monarquía, pero también al polaco y ruso".

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“ Felkl disfrutó del monopolio de este sector, en el Imperio Austrohúngaro, casi hasta el cambio de siglo. Su primer gran éxito internacional se produjo en 1867, en la Feria Mundial de París, donde ningún otro fabricante tenía tantos globos terráqueos en tantos idiomas distintos. Ese éxito fue seguido por premios en Viena, Praga y Plovdiv, Bulgaria.

“Incorporó esas medallas de oro en el membrete de la empresa, lo que por supuesto fue una buena promoción. Lo más destacado fue que los globos se convirtieron en ayudas oficiales para la enseñanza, ya que en 1870, todas las escuelas debían tener un globo para impartir sus clases. Y los globos de Felkl cumplían con los requisitos establecidos por el Ministerio de Educación austrohúngaro".

A finales del siglo XIX, Felkl hacía globos en 17 idiomas y ocho tamaños estándar, de 4 a 47 centímetros de diámetro. En 1870, trasladó el negocio 13 kilómetros río arriba a Roztoky. En una casa de campo reformada, Felkl contrató desde herreros a carpinteros, e impresoras litográficas a contadores. Solo los geógrafos y los traductores de idiomas no estaban situados allí, explica Eva Novotná.

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“ "El propio Jan Felkl era bastante hábil e hizo algunos de los primeros globos celestes, pero se basó en gran medida en un círculo de profesores que hicieron las inscripciones geográficas para él. Primero, se hizo un mapa. Luego, los autores dibujaron un mapa de la tierra o las estrellas, porque los globos normalmente se crearon en pares, uno de la tierra y un globo celeste".

Pero el trabajo no terminó ahí. Fue un buen momento para estar en el mundo de la fabricación de globos, ya que las fronteras se estaban desplazando con los ascensos y caídas de las monarquías, y la comprensión del planeta estaba cambiando junto con las exploraciones.

“Por supuesto, los globos también tuvieron que ser actualizados. Aparte de las expediciones de Stanley y Livingston, hubo otros exploradores en África, la Antártida y el Ártico. En algunos casos, se pueden encontrar fronteras modificadas manualmente en sus globos, como por ejemplo, después de la separación de Suecia y Noruega en 1905. Pero no podemos decir si la compañía lo hizo o si el propietario del globo lo hizo”.

Una corta expansión global

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“ En la actualidad, se sabe que solo unos pocos cientos de los globos clásicos de Felkl prevalecen, la mayoría en la antigua Checoslovaquia y Austria. Una búsqueda rápida en línea de Felkl e hijo genera listados en casas de subastas, con algunas ventas por miles de euros. Aunque los investigadores han encontrado muchos ejemplares en los últimos años, en muchos casos los geógrafos no pueden determinar con precisión cuándo se hicieron, dice Eva Novotná.

“Los globos a menudo no tenían fecha de fabricación. Partimos de posiciones geográficas y descubrimientos y también de la posición del primer meridiano. Si ya se está ejecutando a través de Greenwich, el mundo se hizo en algún momento después de octubre de 1884. En los globos más antiguos, el meridiano aún atraviesa la isla del Hierro en las Islas Canarias, España".

Jan Felkl murió pocos años después de ese cambio geográfico. En ese momento tenía nueve hijos que heredaron el negocio con una gran gama de productos, desde globos de inducción de pizarra, artículos de planetario en telurio, que mostraban el movimiento de los planetas y el Sistema Solar.

Al principio, fue su hijo menor, Zikmund, quien se hizo cargo del negocio; con su prematura muerte en 1894, el hijo mayor, Ferdinand, tomó el mando; agregó productos que trazaban las fases de la luna, así como otros diseños de globo únicos que se podían desplegar y colgar de las pizarras de las aulas.

Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“Fuente: Catálogo de exposición „Jan Felkl & syn. Továrna na glóby/Jan Felkl & son, a Globe-Making Factory“ “Jan Felkl escribió las primeras instrucciones para sus globos en alemán y las tradujo. No tenía mucha confianza en el checo. Su hijo menor, Zikmund, estaba convencido de que la compañía solo debía aceptar a personas que hablaban un excelente checo.

De hecho, Ferdinand Felkl y su familia solo hablaban checo juntos, lo que era bastante típico en el período del Renacimiento Nacional de Chequia. Muchos alemanes adoptaron el idioma checo. Los Felkl son un ejemplo de libro de texto".

Ferdinand Felkl, quien anteriormente dirigía la sucursal de la compañía en Viena, era considerado un hombre de negocios bastante ingenioso. Continuó liderando a Felkl e hijo durante tres décadas, tiempo en el que, aparte de introducir nuevos productos y de hacer principalmente globos de cartón, duplicó el número de empleados.

Exposición „Fenomén Felkl“, foto: Annette KrausExposición „Fenomén Felkl“, foto: Annette Kraus “Su trabajo marcó el momento culminante de la empresa. Las patentes mundiales de 1902 también cayeron en el período en el que patentó un globo plegable de Lohr, un profesor de geografía en una escuela secundaria en el barrio Žižkov, en Praga. Sus globos podrían ser desmontados, en el oeste, este, norte y sur. Se podían colgar en una pizarra o dividir en cuatro partes".

El mercado de los globos víctima de la Primera Guerra Mundial

El globo terráqueo divisible de Lohr fue el último gran golpe de Felkl e hijo antes del inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914. La producción se suspendió casi por completo, pero no se recuperó completamente hasta 1921, dice Eva Novotná.

“En ese momento, la compañía recibió una comisión estatal para globos del Ministerio de Educación de Checoslovaquia. Sin embargo, fue el principio del fin, porque se perdieron los mercados austrohúngaros. Creo que los globos alemanes dejaron de fabricarse, aunque anteriormente formaran la mayor parte de la producción. Además, surgía una nación tras otra. Polonia, Rusia y Hungría empezaron a hacer sus propios globos. El mercado se desplomó de repente".

Exposición „Fenomén Felkl“, foto: Annette KrausExposición „Fenomén Felkl“, foto: Annette Kraus Mientras que Ferdinand Felkl murió en 1925, la sentencia de muerte para la compañía sonó dos décadas más tarde, cuando las disputas legales entre los herederos fueron eclipsadas por la Segunda Guerra Mundial, que nuevamente detuvo la producción. Vilém Kraupner, bisnieto del patriarca Jan Felkl, sería el último propietario privado de la fábrica.

"Una carta de 1947 indica que tenían representación en Suecia, Islandia y muchos otros países. Pero no pudieron satisfacer la demanda, incluso en Checoslovaquia. Los archivos de la compañía registran muchos recordatorios sobre pedidos no cumplidos. Y luego llegó el llamado Febrero victorioso, la Revolución Comunista de 1948. La compañía se debilitó a pesar de todo".

Con sus globos hechos a mano, Felkl & Sohn simplemente ya no podía competir con las fábricas de producción en masa y, por supuesto, no podía obtener un préstamo para financiar una renovación de la fábrica. En 1952, la producción en Roztoky terminó. Y en la década de 1970, lamentablemente, la fábrica familiar en la calle Riegrová fue demolida para dar paso a un aparcamiento.

Traducción: Beatriz Orgaz Posada

18-04-2019