Jan Werich y Jirí Voskovec, conocedores de la "anatomía del humor"

05-03-2005

A la historia del Teatro Liberado fueron dedicados a lo largo de los años numerosos libros, estudios y artículos periodísticos. La influencia de este escenario de dos actores, y a la vez autores, Jan Werich y Jirí Voskovec, sobrepasó decenas de años. Sobrevivió la muerte de ambos protagonistas: de Werich en 1980, y de Voskovec, un año más tarde.

El legado de estos dos actores y cómicos permanece vivo hasta la actualidad, dijo el historiador, Vladimír Just.

"En la República Checa todos conocen a Jirí Voskovec y a Jan Werich. Pese a que sus películas casi desaparecieron de los cines y la televisión. Su humor es comprensible incluso para los jóvenes. No cabe duda de que ambos fueron grandes conocedores de la "anatomía del humor".

Su Teatro Liberado surgió en 1927, conquistando fama con el correr del tiempo. Sus piezas satíricas con canciones de Jaroslav Jezek fascinaban a todo el público que abarrotaba el teatro.

Con el incremento de la amenaza hitleriana llegó también el fin forzado del Teatro Liberado. Las sátiras políticas que se expresaban contra Hitler y su régimen, causaron en 1938 el cierre del teatro y la huida de Werich y Voskovec a EE.UU.

Después de regresar en 1945 del exilio, en el que murió su amigo, el pianista y compositor, Jaroslav Jezek, el camino de los dos artistas comenzó a separarse. La ruptura definitiva se debió a la llegada al poder de los comunistas en 1948. Jirí Voskovec decidió marcharse nuevamente a EE.UU. Mientras que Jan Werich se quedó en Praga.

Intentó abrir nuevamente el Teatro Liberado, pero el nuevo régimen prohibía la sátira política. Jan Werich se dedicó entonces al cine. Rodó varias películas galardonadas en festivales y cierto tiempo encabezó el Teatro de la Sátira, de la capital checa.

En los años 70 el régimen comunista le declaró "persona non grata", por firmar una petición a favor de la democracia. Del mercado desaparecieron sus libros y ya nadie le invitaba a la radio o a la televisión.

A Jan Werich le fue permitido en 1977 presentarse todavía dos veces ante el público en ocasión del 50 aniversario de la puesta en escena de la primera obra del Teatro Liberado "Westpocquet Revue". Tres años más tarde, Werich falleció afectado por un cáncer.

Al centenario del nacimiento de Jan Werich, que vino al mundo en febrero de 1905, y de Jirí Voskovec, nacido en junio del mismo año, está dedicada una exposición en la Biblioteca Municipal de Praga.

Los organizadores reunieron fotografías, carteles, libros y documentos de la época que presentan la vida y la obra de este dúo de cómicos, destacó la comisaria de la exposición, Marie Nosková.

"Nunca antes se había logrado reunir tal cantidad de materiales que nos han sido proporcionados por organizaciones, instituciones y coleccionistas privados. Se trata de una colección que ofrece una visión multifacética sobre la labor y la vida de los dos artistas".

La muestra ofrece documentos sobre la labor de Jirí Voskovec en el ultramar, tras su exilio en los años 50. Fue un buen actor que pronto fue invitado a rodar películas televisivas. Jirí Voskovec se convirtió en un renombrado actor y miembro del elenco dramático del Centro Lincoln, de Nueva York. Actuó en Brodway y con éxito se desempeñó también en Hollywood.

El dúo Voskovec y Werich es recordado también por el Archivo de la Cinematografía Nacional que preparó la proyección de unas 30 películas.

El público puede disfrutar de las populares comedias de los años 50 como "Polvo y gasolina", "El panadero del emperador, el emperador del panadero", así como de las cintas rodadas en EE.UU. por Jirí Voskovec.

Jan Werich y Jirí Voskovec en la película 'Polvo y gasolina'Jan Werich y Jirí Voskovec en la película 'Polvo y gasolina' Entre ellas destaca el largometraje de Sidney Lumet "Doce hombres sin piedad", del año 1957, nominado al Oscar. En esta película, Jirí Voskovec actuó al lado de Henry Fonda, John Fiedler y otras estrellas de Hollywood.

En la oferta figuran además películas animadas con la voz de Jan Werich, como por ejemplo "El buen soldado Shweik" y "Fimfárum". Esta última se basa en un libro de cuentos de hadas, escrito por Jan Werich.

Con motivo del centenario del nacimiento de Jan Werich y Jirí Voskovec el Banco Central Checo editó una moneda conmemorativa. En una cara aparecen las primeras letras de sus apellidos "V + W", mientras que en la opuesta se ven sus efigies estilizadas. La moneda de plata tiene un valor nominal de 200 coronas, equivalentes a unos siete euros.

Editados fueron también tres libros sobre la vida y la obra de Jan Werich y Jirí Voskovec. A las actividades conmemorativas se sumó además la casa discográfica Supraphon, que este año lanzará al mercado una colección de 12 discos con "El buen soldado Shweik", en la voz de Jan Werich.

05-03-2005