Políticos boicotean la ceremonia de la Fiesta Nacional a causa del ‘caso Brady’

27-10-2016

Senadores, diputados y ministros del democristiano Partido Popular, así como políticos opositores del Partido Cívico Democrático y TOP 09, no asistirán a la ceremonia en el Castillo de Praga con motivo de la Fiesta Nacional, el 28 de octubre. Esto se debe a que el presidente de la República, Miloš Zeman, excluyera de la lista de los nominados a una alta distinción estatal a Jiří Brady, quien sobrevivió el Holocausto y durante su vida se ha dedicado a dictar conferencias sobre las barbaries cometidas por los nazis.

Jiří Brady (a la izquierda), foto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio PragaJiří Brady (a la izquierda), foto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio Praga La actitud de la Oficina presidencial en el ‘caso Brady’ ha causado una verdadera ‘explosión’ de críticas, emociones, y rechazo dentro de la sociedad checa. Más cuando la Oficina niega que la exclusión de uno de los nominados a la alta distinción estatal checa, Jiří Brady, de 88 años de edad y quien sobrevivió el Holocausto, se deba a que su sobrino, el ministro de Cultura, Daniel Herman se haya reunido con el Dalái Lama.

Varias agrupaciones políticas, entre ellas el democristiano Partido Popular, anunciaron que sus representantes no asistirán a la ceremonia organizada por el presidente de la República, Miloš Zeman en el Castillo de Praga el día 28 de octubre, con motivo de la Fiesta Nacional. El líder de la mencionada formación y viceprimer ministro, Pavel Bělobrádek, lo explicó de la siguiente manera.

Daniel Herman, foto: Martina SchneibergováDaniel Herman, foto: Martina Schneibergová ”Las conmemoraciones de esta Fiesta Nacional se transforman en un politiqueo indigno, y en escenario de ataques verbales personales”.

A su vez, el ministro de Cultura, Daniel Herman, miembro de esa formación, indicó que no criticaría en absoluto a las personas que vayan al Castillo de Praga ese día.

“Entiendo plenamente a las personas que consideran importante los motivos por los que participarán en las conmemoraciones en el Castillo de Praga este viernes. Y es porque durante la ceremonia serán condecoradas allí varias personalidades que merecen la distinción”.

La Orden de Masaryk, foto: Archivo del Museo Nacional de PragaLa Orden de Masaryk, foto: Archivo del Museo Nacional de Praga Entre los condecorados faltará sin embargo su tío, Jiří Brady, quien vive ahora en Canadá. La Oficina presidencial no dio explicaciones hasta el presente por qué primero le avisó a Brady que recibiría una alta distinción del Estado Checo en caso de venir a Praga, y más tarde negó incluso de que haya figurado en la lista de los nominados.

Brady llegó mientras tanto a la República Checa, pero no recibió excusas de parte de la Oficina presidencial. Al ser preguntado por la Televisión Checa si estaría dispuesto a recibir la distinción si ahora fuera invitado al Castillo de Praga, Brady rechazó esa eventualidad.

”Ya no tengo tiempo para ello, ni quiero pensar en ese tema. Durante mi vida he recibido varias distinciones en otros países, entre ellas una de manos del presidente de Alemania, de la Reina Isabel de Inglaterra, y del Gobierno de Ontario, y no necesito ser condecorado por alguien que no tiene ganas de distinguirme o tiene motivos para no condecorarme”.

Miloš Zeman, foto: ČT24Miloš Zeman, foto: ČT24 Durante su actual estadía en Praga, Jiří Brady comentó asimismo que, en vista de su alta edad, ésta sería seguramente la última vez que visitaba su Patria. Lo dijo también en reacción a las afirmaciones del portavoz presidencial, Jiří Ovčáček, de que el presidente de la República, Miloš Zeman, consideraría la posibilidad de condecorar a Brady en otra oportunidad.

Políticos y estudiantes levantan su voz en apoyo a Brady

Bohuslav Sobotka, foto: ČT24Bohuslav Sobotka, foto: ČT24 Varias instituciones y organizaciones checas expresaron su desacuerdo con la actitud del presidente de la República, y a principios de esta semana anunciaron que Jiří Brady recibirá otras distinciones. El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, le concederá la medalla de Karel Kramář, para expresar el aprecio del Gobierno checo por la labor de Brady, quien durante toda su vida defendió los principios democráticos, la libertad y los Derechos Humanos.

“Deberíamos estar orgullosos de las personas como Jiří Brady. Sus vivencias y su destino no debería separarnos, sino que debería unir a todos los checos”.

Miroslava Němcová, foto: Jan Sklenář, Archivo de ČRoMiroslava Němcová, foto: Jan Sklenář, Archivo de ČRo Una medalla conmemorativa le fue otorgada a Brady este jueves en la Cámara Baja Checa, durante una sesión en su honor, convocada a iniciativa de Miroslava Němcová, diputada del Partido Cívico Democrático, quien destacó la necesidad de expresar un alto reconocimiento a una persona de las cualidades de Brady.

”Él mismo dijo que vino por última vez a su Patria para despedirse de ella. En mi opinión, y estoy convencida de ello, esta despedida debería tener un fuerte y profundo contenido”.

La Universidad Palacký, de la ciudad de Olomouc, es otra de las instituciones del país que decidió concederle una distinción, esta vez académica, a Jiří Brady. En total serán siete las condecoraciones a Brady en la República Checa, entre otras la de la Alcaldía de Praga en forma de las llaves simbólicas de la capital checa.

La plaza Strossmayerovo náměstí,foto: Chmee2, CC BY-SA 3.0La plaza Strossmayerovo náměstí,foto: Chmee2, CC BY-SA 3.0 A su vez, los rectores de las universidades del país anunciaron que tampoco asistirán a las conmemoraciones de la Fiesta Nacional en el Castillo de Praga el 28 de octubre. Los estudiantes por su parte, organizaron una asamblea en apoyo de Jiří Brady este martes, en la plaza Strossmayerovo náměstí, en Praga, a la que asistieron decenas de personas, y también Brady con su esposa.

Las distinciones del Estado Checo responden frecuentemente a las simpatías del presidente

Sobre el otorgamiento de las máximas distinciones del Estado Checo decide el presidente de la República, a raíz de las propuestas planteadas por instituciones oficiales y organizaciones públicas. Los galardones, sin embargo, son una oportunidad que el mandatario aprovecha frecuentemente para apreciar a sus seguidores, amigos o colaboradores, según dijo para la Televisión Checa el historiador Jaroslav Šebek, de la Academia de Ciencias Checa.

Jaroslav Šebek, foto: Vendula Kosíková, Archivo de ČRoJaroslav Šebek, foto: Vendula Kosíková, Archivo de ČRo ”En la elección de los candidatos y el proceso de otorgamiento de las distinciones estatales encontramos muchas controversias. Durante la presidencia de Václav Havel, por ejemplo, fueron condecorados varios antiguos disidentes, personas ligadas a ‘Carta 77’. A su vez, Václav Klaus, galardonó a representantes del sector cultural que habían apoyado su candidatura a la presidencia. Pero con Miloš Zeman por primera vez entre los condecorados figuraron personas con un pasado comunista, mientras que otras, como Jiří Brady, son excluidas. Y las controversias en el caso de Zeman en lo que respecta a las distinciones estatales son muchas más que en el caso de los dos presidentes anteriores”.

Vladimír Mišík, foto: Lovecz, Public DomainVladimír Mišík, foto: Lovecz, Public Domain A raíz de esas controversias y a modo de protesta contra la elección de las personas a ser condecoradas, en el pasado algunos individuos devolvieron la distinción estatal, entre ellos el director de cine documental, Jan Němec, y otros rechazaron aceptarla, como el músico Vladimír Mišík.

En total 422 personas recibieron un alto galardón durante la presidencia de Václav Havel, mientras que con Václav Klaus fueron 226 los distinguidos. En el primer período de funciones del actual presidente, Miloš Zeman, 97 personas han sido condecoradas con las más altas distinciones del Estado Checo, entre ellas la Orden del León Blanco, la Orden de Tomáš Garrigue Masaryk y la Medalla al Mérito.

27-10-2016