Vojtech Preissig, el artista moderno checo más creativo

08-01-2005

Pintor, artista gráfico y tipógrafo fue Vojtech Preissig. Su obra marcó la vida cultural de Praga, París, Nueva York y Boston. Pese a ello, ésta permaneció al margen del interés público checo durante los 60 años transcurridos desde su muerte.

La Galería Nacional se propuso cambiar esta situación y preparó una amplia retrospectiva de este artista, que fue demasiado original para ser comprendido por sus coetáneos.

Gran parte de la exposición, situada en el Picadero del Castillo de Praga, refleja el amor de Vojtech Preissig por el Art Nouveau, señaló el comisario de la exposición, Tomás Vlcek.

"El joven artista pudo familiarizarse con este estilo en el taller parisino de su paisano Alfons Mucha, considerado uno de los símbolos del Art Nouveau. En la capital francesa, Vojtech Preissig se ganaba la vida haciendo caricaturas para periódicos y revistas locales".

Después de regresar a Praga, Vojtech Preissig se abrió su propio taller, dedicándose a la gráfica, las ilustraciones y el arte aplicado, según deseo y petición de su amplia clientela. En la exposición figuran también sus fotografías, realizadas en esa época.

Sin embargo, Vojtech Preissig se adelantó a su época. Puesto que no se sentía debidamente comprendido en su país, decidió mudarse a EE.UU.. Allí fue profesor en prestigiosas escuelas de arte de Nueva York y Boston.

Vojtech Preissig triunfó en ultramar, convirtiéndose en destacado representante del estilo art déco, tendencia artística que fascinó a Vojtech Preissig, sirviéndole de una inagotable fuente de inspiración, sostuvo el comisario de la muestra praguense, Tomás Vlcek.

"La libertad artística y el no atenerse a las convenciones fue el lema principal de Preissig. Esta regla le ayudó a experimentar, buscar nuevas tendencias y ver más allá de lo que eran capaces sus coetáneos. Eso le llevó a crear obras artísticas que anticiparon el desarrollo de distintos estilos artísticos".

En los años 20 del siglo pasado, el artista soñaba con la construcción de una especie de Capilla Sixtina de estilo art déco. Vojtech Preissig se la imaginaba como un edificio majestuoso, en el que plasmaría toda su invención artística.

Entre la multitud de objetos, expuestos estos días en el Castillo de Praga, figura la maqueta de su "capilla", en la que Vojtech Preissig colaboró con especialistas de la Universidad de Columbia, de Nueva York.

Sin embargo, el artista también se dedicó en EE.UU. a la política. Apoyó y dedicó grandes esfuerzos al surgimiento de la República Checoslovaca independiente. Fue amigo de Tomas Garrigue Masaryk, el primer presidente checoslovaco, así como de su estrecho colaborador, el general Milan Rastislav Stefánik.

Vojtech Preissig regresó a la entonces República Checoslovaca en 1931. En su taller en Praga se dedicaba a diversos experimentos artísticos. La muestra ofrece sus obras características de aquella época, como composiciones abstractas, pinturas sobre papeles de lija, impresiones de textiles sobre papel, señaló Tomás Vlcek.

"En la exposición figuran numerosos afiches políticos que documentan su lucha activa contra la ocupación nazi. En septiembre de 1940, Vojtech Preissig fue detenido por la Gestapo y enviado al campo de concentración de Dachau, donde falleció cuatro años después".

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, la obra del artista fue censurada por el régimen comunista, al ser catalogada como demasiado moderna y vanguardista. La viuda de Vojtech Preissig ofreció en aquella época parte de sus obras a la Galería Nacional de Praga, pero ésta le respondió que no disponía de suficiente espacio para guardarla. Así, gran número de pinturas y otros objetos artísticos acabaron en la basura.

Afortunadamente, el núcleo del legado artístico de Vojtech Preissig fue salvado por expertos del Museo de las Letras Checas, de Praga, que dispone de más de mil obras de Vojtech Preissig.

La exposición documenta la gran riqueza de estilos, la infinita imaginación y el amplio talento de Vojtech Preissig, uno de los destacados artistas modernos del siglo pasado, subrayó el comisario de la exposición, Tomas Vlcek.

08-01-2005