Del circo gitano a Hollywood

05-04-2006

"Es un rebelde eterno que venció al destino al hacerlo suyo por adopción" - así caracterizó el cineasta Milos Forman a su amigo, colaborador y colega Ivan Passer. Este representante de la "nueva ola" del cine checo se siente orgulloso de haber nacido en este país, pese a que vive y trabaja más de 35 años en los EE.UU.

Ivan Passer  (Foto: autora)Ivan Passer (Foto: autora) La carrera del cineasta Ivan Passer empezó y terminó en la República Checa en 1965 con el debut "Iluminación íntima". Después de la ocupación soviética en 1968 se exilió en EE.UU., donde ha rodado 15 películas.

Ivan Passer rechazó la posibilidad de regresar a vivir en la República Checa.

"Me agrada cada visita a la República Checa, donde tengo muchos amigos. Sin embargo, la primera emigración no fue nada fácil y pienso que la segunda sería mucho más complicada. Pero me gustaría volver a dirigir una película checa. Di pasos concretos para ver cumplido mi gran sueño, pero por el momento no puedo revelar más."

Vera Kresadlova (Foto: autora)Vera Kresadlova (Foto: autora) Ivan Passer se había integrado con su debut "Iluminación íntima" a la "nueva ola" en la cinematografía checa de los años 60. El filme trata con un humor fino sobre dos condiscípulos que se encuentran después de diez años y comparan sus posturas sobre la vida.

La película fue rodada en una casa familiar alquilada por el equipo fílmico. Participaron en ella actores no profesionales, hecho que dio a la película un acentuado sello de naturalidad y de autenticidad. La actriz Vera Kresadlová se refirió al transcurso del rodaje.

"Estuvimos rodando en una atmósfera absolutamente relajada. Nosotros, los actores, nos permitíamos muchas improvisaciones que, para sorpresa, se convirtieron en las mejores escenas de la película. Ivan Passer y el camarógrafo Miroslav Ondrícek hacían reuniones laborales en la cocina para estar cerca del horno del que la dueña de la casa sacaba unos dulces muy sabrosos. Los elaboraba en cantidades industriales para satisfacer a todo el equipo fílmico".

Ivan Passer (Foto: autora)Ivan Passer (Foto: autora) La vida de Ivan Passer no fue fácil. Después de la Segunda Guerra Mundial vivió en un orfanato, donde conoció a Milos Forman. Después del golpe de Estado comunista fue excluido de tres escuelas, incluida la Facultad de Cine, por tener problemas con el nuevo régimen.

Trabajó durante varios años como obrero en una fábrica siderúrgica y en la construcción de carreteras. Después recorrió el país con un circo gitano. "Me sentía como un gitano auténtico. Carecía de derechos al igual que ellos. Pero me sentía feliz", comentó Ivan Passer esta etapa de su vida.

Vera Kresadlova en la película 'Iluminación íntima'Vera Kresadlova en la película 'Iluminación íntima' Gracias a su empeño, Ivan Passer, logró rodar en 1965 su primera película "Iluminación íntima" que, sin embargo, fue prohibida por el régimen. Cuatro años más tarde el cineasta se exilió en EE.UU.

Ivan Passer debutó en ultramar en 1971 con la película "Nacido para triunfar" en la que se presentaron George Segal y el todavía no muy conocido Robert de Niro. En EE.UU. rodó una decena de películas, entre ellas, "El Camino de Cutter", con Jeff Bridges, y "Stalin", un retrato del dictador ruso protagonizado por Robert Duvall.

La última película "Nómada" fue rodada por Ivan Passer por encargo del presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, y representa una saga sobre la historia de ese país centroasiático.

05-04-2006