Director de orquesta Jirí Belohlávek

17-12-2003

En esta edición les presentaremos a Jirí Belohlávek, hoy en día uno de los directores checos más solicitados en el extranjero. Jirí Belohlávek, el principal director invitado de la Orquesta Sinfónica de la BBC de Londres, dirige también regularmente otras orquestas europeas, americanas y japonesas. Su próximo cometido será dirigir la ópera "Katia Kabanova", de Leos Janácek, en la Ópera Metropolitana de Nueva York.

Jirí Belohlávek, foto: CTKJirí Belohlávek, foto: CTK De no haber sufrido como niño lesiones de las manos al practicar el hockey sobre hielo, Jirí Belohlávek habría sido hoy en día un solista en violonchelo y no director de orquesta. Al iniciar la carrera de violonchelista resultó evidente que las secuelas del viejo accidente impedían que el joven realizase diariamente ejrcicios de varias horas para perfeccionar su actuación. Jirí Belohlávek tuvo que renunciar a la carrera de violonchelista y optó por la batuta de director de orquesta.

Jirí Belohlávek nació en 1946 en Praga. Su padre que ejercía como magistrado fue destituído de su cargo en los años 50 por rechazar con firmeza las presiones políticas del régimen comunista. La situación material de la familia se deterioró, pero a pesar de ello los padres crearon para Jirí Belohlávek y su hermana un ambiente propicio para la música. El padre aprovechaba cada rato libre para tocar el piano.

El padre de Jirí Belohlávek actuaba como acompañante en la Ópera de Cámara Praguense y el niño asistía a las escenificaciones. Jirí Belohlávek se inició en la música en el Coral infantil Kühn y actuó con ese conjunto en conciertos de orquestas praguenses y en la Ópera del Teatro Nacional de Praga. Jirí Belohlávek recuerda que el sonido de la orquesta de esa casa teatral lo embelesó.

Al ingresar a los catorce años en el conservatorio donde estudió violonchelo, Jirí Belohlávek fundó con sus condiscípulos una pequeña orquesta que interpretaba la música antigua. Allí tomó por primera vez la batuta.

Estudió dirección de orquesta en la Academia de Bellas Artes y simultáneamente con la conclusión del curso fue laureado del Concurso Karajan de directores de orquesta, en Berlín. En 1972, a la edad de 26 años, fue contratado por la Filarmónica Estatal de Brno con la cual realizó el siguiente año su primera gira de gran envergadura por Estados Unidos.

A los 31 años, Jirí Belohlávek fue llamado a asumir la dirección de la prestigiosa Orquesta Sinfónica FOK de Praga. Belohlávek tomó la batuta de este conjunto con la precisa visión de equiparar su nivel artístico al de la primera orquesta del país, la Filarmónica Checa. Los trece años al frente de la Orquesta Sinfónica FOK abrieron a Jirí Belohlávek el camino hacia su actual carrera internacional.

Jirí Belohlávek había dirigido simultáneamente desde 1981 la Filarmónica Checa y en 1990 fue nombrado su director titular. A principios de los noventa, la Filarmónica Checa al igual que toda la sociedad vivía una etapa turbulenta. Los músicos pensaban que un director de orquesta extranjero podría facilitarles mejores contratos con las discográficas. En ese agitado ambiente Jirí Belohlávek renunció al cabo de dos años a su cargo y los músicos de la Filarmónica Checa ofrecieron el puesto al alemán Gerd Albrecht.

Jirí Belohlávek no oculta que fue para él un episodio doloroso, aunque admite que una vez libre de los compromisos con la Filarmónica Checa pudo fundar en 1994 la Orquesta de Cámara Praguense, conjunto que cosecha espectaculares éxitos en salas de concierto nacionales y extranjeras.

17-12-2003