Dusan Holý, legendario intérprete de folclore moravo

21-05-2003

En esta edición les presentaremos al legendario intérprete de canciones folclóricas, Dusan Holý, profesor del Instituto de Etnología Europea, de Brno, que nació en 1933 en el pueblo de Hrubá Vrbka, en la región de Slovácko. En Hrubá Vrbka, situada en la parte suroriental de la República Checa, se han conservado muy lozanas las ancestrales tradiciones folclóricas.

La canción "No me iré de ella" que les presentamos fue grabada por Dusan Holý en 1953. Acompañó al cimbalón Jaroslav Jurásek, fundador de BROLN, Orquesta de instrumentos típicos de Radio Brno. Holý actuó con la orquesta BROLN desde su fundación en 1952 hasta 1989.

Sin embargo, éste no fue el primer encuentro de Dusan Holý con el mundo de la radio. En los estudios de Radio Brno, en la metrópoli morava, se estrenó cuando era todavía un pequeño liceísta, dotado de una vocecita infantil.

Dusan Holý estudió etnografía y musicología en la Facultad de Letras de la Universidad Masarykiana de Brno y posteriormente trabajó como redactor de la estación Brno de la Radio Checoslovaca. Desde 1959 hasta la actualidad, Dusan Holý se dedica a la actividad docente en la Universidad Masarykiana de Brno. Es autor de varios trabajos etnográficos.

Dusan Holý recogió en un libro las sentencias y la historia del legendario músico gitano Jozka Kubík, de Hrubá Vrbka, que vivía en ese pueblo muy cerca de la casa donde nació Dusan Holý.

El destino de la familia gitana de los Kubík fue extraordinariamente trágico. Durante la Segunda Guerra Mundial la mayoría de los parientes de Jozka Kubík perecieron en los campos de concentración. Se salvaron sólo los músicos, pero bajo la inhumana condición de dejarse esterilizar.

Dusan Holý promovió asimismo que al genial músico gitano Jozka Kubík se le erigiera un monumento. Por iniciativa del etnógrafo Holý surgió así la primera estatua de un gitano en la República Checa.

Dusan Holý recopiló y publicó también el testimonio sobre el holocausto de la gitana Ruzena Danielová que perdió en Auschwitz a su esposo y cinco hijos.

Además de su labor de etnógrafo, Dusan Holý es indudablemente una leyenda viviente de la canción folclórica morava.

21-05-2003