Hugo Haas, cineasta y actor

13-08-2003

Hugo Haas fue una de las estrellas más resplandecientes del cine checo de los años treinta. Aparecer en la pantalla a su lado era el sueño de las actrices de aquella época. Su vida estuvo llena de éxitos, pero también de amargura.

Hugo Haas nació en 1901 en la metrópoli morava de Brno. Su hermano mayor estudió composición en el conservatorio, donde uno de sus profesores fue el célebre compositor checo, Leos Janácek. También Hugo Haas quería estudiar en el conservatorio para dedicarse al canto, pero en los exámenes de ingreso Leos Janácek le aconsejó amistosamente que se dedicara mejor al teatro.

Hugo Haas aceptó el consejo y, después de terminar los estudios, se desempeñó en teatros de diversas ciudades checas y también en Praga. A principios de los años 30 Haas pasó a integrar el elenco del Teatro Nacional. Allí, uno de los papeles más grandes y más amados por Haas fue el doctor Galen - protagonista de la famosa obra de Karel Capek "La Enfermedad blanca", que el autor había escrito especialmente para Hugo Haas.

En este papel inolvidable, Hugo Haas con maestría y humanismo extraordinario creó la figura del doctor Galen - adversario del dictador fascista. En 1937 Haas dirigió la filmación de una película basada en la citada obra de Capek, reservándose además el papel principal del doctor Galen.

Como coautor del guión fílmico, Haas, no obstante, no pudo reconciliarse con la muerte del doctor Galen, sin que la humanidad sea salvada. Casi contra la voluntad de Capek, Haas incluyó en el guión el personaje del médico, al que el doctor Galen encomienda la fórmula del fármaco contra la enfermedad mortal.

En la época en que Hitler desarrollaba sus planes para apoderarse del mundo, el personaje ficticio del doctor Galen adquirió un significado casi simbólico, por lo que pocos meses después de su estreno, se prohibió la proyección de la película "La Enfermedad blanca".

Debido a su origen judío y su larga amistad con Karel Capek, Haas se convirtió en una de las primeras víctimas de la persecución racial, surgida como resultado del Tratado de Munich, adelantando la ocupación del país por los nazis.

En 1939 el artista fue despedido del Teatro Nacional y también le prohibieron todo tipo de trabajo en el cine. En ese mismo año Haas viajó con su esposa a España y Portugal para trasladarse seis meses después a los EE.UU. Allí se enteró de la muerte de su padre y de su hermano en los campos de concentración.

En los primeros años de su exilio, Haas se desempeñó como actor con tanto éxito que fue invitado a Hollywood. En 1950 alquiló los antiguos y abandonados talleres de Charles Chaplin, donde filmó varias de sus más de tres decenas de películas rodadas en ultramar.

En 1945 Hugo Haas se enfermó gravemente y decidió regresar a Europa, estableciéndose en Viena, donde el 1 de diciembre de 1968 falleció. Solo una vez antes de morir el artista volvió a visitar su patria. Y ello en 1963, en ocasión de los festejos del 80 aniversario del Teatro Nacional.

13-08-2003