Hugo Vavrecka, abuelo materno de Václav Havel

15-02-2006

Hugo Vavrecka, abuelo materno de Václav Havel, fue una notable personalidad checa. Sus enseñanzas y su actitud vital influyeron poderosamente en la formación del carácter de su nieto, el dramaturgo y luchador por los derechos humanos, Václav Havel.

Hugo Vavrecka nació en 1880, en Slezská Ostrava, en la parte nororiental de este país, en la familia de un operario auxiliar en la mina del conde Salm.

Los años de la juventud de Hugo Vavrecka recuerdan una leyenda sobre un muchacho pobre que se abrió camino hacia el éxito en la vida gracias a sus excepcionales dotes y su perseverancia. Tras concluir sus estudios secundarios se marchó a la metrópoli morava de Brno para cursar en la Escuela Superior Técnica la carrera de electrotecnia, una rama con grandiosas perspectivas en aquella época.

Tras obtener el título de ingeniero, Hugo Vavrecka como autor de numerosos trabajos de investigación y de patentes, estaba predestinado a un rápido éxito y enriquecimiento. Él, sin embargo, no optó por este camino.

Vavrecka que ya durante los estudios había escrito para el diario Lidové Noviny que se editaba en Brno, aceptó en 1906 la oferta del rotativo de comentar como su redactor cuestiones de economía nacional. Los temas que trataba se ampliaron y por lo tanto sus trabajos aparecían con mayor frecuencia en la sección literaria del diario.

Edvard BenesEdvard Benes De los años del trabajo en Lidové Noviny procede el cuento detectivesco "Frantisek Lelícek al servicio de Sherlock Holmes" cuya versión fílmica, protagonizada por el actor cómico Vlasta Burian, ganaría posteriormente mucha fama. La marcha "Portoriko" de esta película es inmortal.

En 1912 Hugo Vavrecka partió como corresponsal de guerra a los Balcanes. El siguiente año, 1913, nació a su joven esposa Josefa su hija Bozena, futura madre del dramaturgo Václav Havel.

Durante la Primera Guerra Mundial Hugo Vavrecka prestó servicio en la marina de guerra. Después de proclamada la independencia de Checoslovaquia, Vavrecka participó como experto de la delegación checoslovaca en las negociaciones de paz en París.

Más tarde aceptó la oferta del ministro checoslovaco de RR EE, Edvard Benes, de incorporarse al servicio diplomático como cónsul en Hamburgo.Vavrecka se desempeñó sucesivamente como Embajador en Budapest y en Viena, abogando por una estrecha cooperación entre los países centroeuropeos.

En 1932 Vavrecka vio enterradas todas las esperanzas de éxito de su misión diplomática ya que en Austria crecían las tendencias fascistas, y por eso aceptó la oferta del empresario Tomás Bata de desempeñarse como director comercial del consorcio de calzado con sede en la ciudad morava de Zlín.

La toma de posesión del nuevo cargo por Vavrecka tuvo lugar en dramáticas circunstancias: el 12 de julio de 1932 Tomás Bata pereció en los escombros de su avión estrellado. Al frente de la gigantesca empresa le sucedió su hermanastro Jan Bata que mantenía con Vavrecka una relación muy tensa.

Fue principalmente por mérito de Hugo Vavrecka que al iniciarse la ocupación del país por la Alemania hitleriana la empresa organizó una generosa ayuda a personas perseguidas por los nazis. Vavrecka concedió personalmente recursos al actor Jan Werich para su fuga de Praga a Estados Unidos, en la primavera de 1939.

En la fase final de la Segunda Guerra Mundial Hugo Vavrecka destinó elevadas sumas de fondos del consorcio al apoyo de operaciones de la brigada guerrillera Jan Zizka y organizó ayuda a la Insurreción Nacional Eslovaca contra los nazis.

Terminada la contienda mundial, Vavrecka recibió una "recompensa" sui generis. A instancias de los comunistas de Zlín fue juzgado por un tribunal popular por su supuesta colaboración con los nazis. De la primera oleada de procesos salió absuelto de todos los cargos. Cuando llegaron al poder en 1948 los comunistas, de la cárcel le salvó sólo el hecho de estar gravemente enfermo. Cuando Hugo Vavrecka falleció en agosto de 1952, mucho de su energía vital y de su carácter íntegró quedó en sus nietos Ivan y Václav Havel.

15-02-2006