Jan Havlasa, escritor, viajero y primer Embajador checoslovaco en Brasil

21-09-2005

Una placa conmemorativa en la ciudad de Teplice, Bohemia del Norte, indica que allí nació en 1883 el escritor, viajero y diplomático Jan Havlasa. El escenario de sus casi 80 libros son los países que conoció personalmente: Estados Unidos, Oceanía, Japón, Brasil y Chile. Jan Havlasa fue el primer Embajador de Checoslovaquia en Brasil y entre 1943 y 1947 cumplió una misión diplomática en Chile donde entabló amistad con Pablo Neruda.

El futuro viajero empedernido Jan Havlasa inició el camino de sus aventuras en la vecina Eslovaquia donde en busca de la naturaleza virgen se cayó una vez en una trampa para osos.

Terminados los estudios en la Academia Comercial, en 1904, a la edad de 21 años Havlasa partió como reportero del prestigioso periódico Národní Listy para cubrir la Exposición Mundial, en la ciudad de Saint Louis, en el Estado norteamericano de Missouri.

En Estados Unidos contrajo en 1910 matrimonio con Elsia Herman, procedente de una acaudalada familia. El enlace proporcionó a Havlasa lo que le faltaba: recursos financieros para los viajes. La pareja realizó el viaje de boda a México y a Oceanía.

En el archipiélago de la Sociedad, en Oceanía, el viajero Havlasa se encontró en 1910 con el astrónomo Milan Rastislav Stefánik, uno de los futuros artífices de la independencia de Checoslovaquia. Stefánik instalaba en Papeete, en la isla de Tahití, un observatorio para el estudio del cometa Halley. Havlasa visitó también el lugar donde había vivido el pintor francés Paul Gaugin.

Los nativos plantaron simbólicamente en Bora-Bora dos cocoteros por Jan y Elsia Havlasa. El escritor checo fue incluso adoptado por un nativo de Tahití.

El viaje de Jan Havlasa y de su compañera prosiguió a través de las islas Hawai a Japón, China, Malasia e Indonesia, y después a Port Said y Trieste. En octubre de 1913 regresó a Bohemia.

En 1914 estalló la Primera Guerra Mundial. Por su libro "La relación entre la política colonial y la contienda mundial" Jan Havlasa fue encarcelado en Praga. Tras salir de la cárcel, simuló enajenación mental para no tener que combatir en el frente por los intereses del imperio austro-húngaro del que las tierras checas formaban parte en aquella época.

'En las montañas brasileñas''En las montañas brasileñas' Como adversario de los Habsburgo, Jan Havlasa se convirtió en octubre de 1918 en miembro del Comité Nacional que tomó el poder al ser proclamada la Checoslovaquia independiente. En 1919 partió con la delegación checoslovaca a la Conferencia de Paz en París que tomaría decisiones trascendentales sobre el ordenamiento postbélico de Europa.

El talento lingüístico y el renombre de viajero predestinaron a Jan Havlasa a iniciar la carrera diplomática en el mayor país latinoamericano- Brasil. Entre 1920 y 1924 Havlasa se desempeñó como el primer Embajador checoslovaco en ese país.El diplomático resumió sus impresiones de Brasil en el libro de viajes "En las montañas brasileñas", de 1925.Viajó mucho por Brasil y al visitar Cabo Frio asitió al bautizo de un islote con el nombre de Ilha Havlasa.

En 1929 partió para Birmania como miembro de una comisión investigadora del tráfico de opio, enviada al Lejano Oriente por la Sociedad de las Naciones, precursora de la ONU.La comisión realizó investigaciones en Birmania, Malasia, Sumatra, Siam, Indochina francesa, Macao, Hong Kong, Filipinas y Formosa.

Después del Diktat de Múnich, a finales de los 30, el diplomático se marchó con su esposa a Estados Unidos. Desde 1943, ya en plena Segunda Guerra Mundial, Jan Havlasa representó en Chile como Embajador al Gobierno checoslovaco en el exilio.

Organizó un encuentro de los eslavos residentes en Chile en el estadio de Santiago con motivo del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Chile y la Unión Soviética. Entabló amistad con Pablo Neruda y presenció una marcha de comunistas chilenos.

Jan Havlasa permació en Chile como Embajador hasta 1947. Después se radicó en Estados Unidos ya que en Checoslovaquia entretanto habían llegado al poder los comunistas. En la década de los 50, Havlasa era persona non grata para Praga por ser emigrante.También lo era para Washington: por sus contactos con la izquierda chilena durante la Segunda Guerra Mundial se interesó por él la Comisión para las actividades antiamericanas. Jan Havlasa falleció en Estados Unidos en 1964. Está sepultado en el cementerio de Hollywood.

21-09-2005