La portería checa está defendida por el segundo mejor guardameta del mundo

09-11-2005

A pesar de tener sólo 23 años, el portero número uno de la selección nacional de fútbol, Petr Cech, ya figura entre los legendarios arqueros checos, teniendo en su haber numerosos trofeos y excelentes estadísticas individuales. Según los expertos, el checo es uno de los mejores guardametas del planeta.

Petr Cech, foto: Filip Jandourek / CRoPetr Cech, foto: Filip Jandourek / CRo La selección nacional checa recibió en marzo en casa a Finlandia en las eliminatorias para el Mundial 2006, siendo el favorito del partido, pero los tenaces finlandeses, a pesar de que iban perdiendo 1-3, lograron empatar y, poco antes del fin de la contienda, tuvieron una clara ocasión de marcar gol: Petr Cech paró fenomenalmente el cabeceo de uno de los futbolistas finlandeses en la línea de la portería, y el delantero Lokvenc decidió el partido del contraataque, al anotar el cuarto gol checo. Así conoce la afición a Petr Cech, que brilla entre los postes de la representación, siendo a la vez imprescindible para su club Chelsea.

En la temporada pasada, Cech fue incluido en el All Stars Team de la Premier League, con su equipo ganó tanto la Liga como la Copa inglesa, superando además el récord de imbatibilidad, al no recibir gol en 24 partidos, sin capitular además en 1025 minutos consecutivos.

Y fue elegido también como el guardameta del once idóneo de la Liga de Campeones, en la que llegó con el Chelsea hasta las semifinales.

Los hay que dicen que el arquero checo pudo superar los récords principalmente gracias a la perfecta línea defensiva del Chelsea.

La verdad es que el Chelsea tiene una de las mejores líneas defensivas del mundo, pero eso a veces no es una ventaja para el portero. Hay partidos en los que no tiene casi nada de trabajo, y tiene que hacer frente a una sola ocasión del contrincante, y precisamente en ese momento debe demostrar sus cualidades. Su capacidad de mantener la concentración al 100 por cien durante los 90 minutos que dura el partido hace de Petr Cech un arquero por excelencia que casi nunca comete errores fatales.

Por lo tanto, los expertos de la Federación Internacional de la Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS) lo eligieron el año pasado como el segundo mejor portero del planeta, tras el italiano Gianluigi Buffon.

 

El guardameta checo, de 196 cm de altura y 90 kilos de peso, empezó su carrera profesional en el club Viktoria de Pilsen, pasó por el Chmel Blsany y el Sparta de Praga, posteriormente se desempeñó dos años en el equipo francés FC Rennes, para anclar finalmente en Gran Bretaña en el superclub FC Chelsea.

La temporada pasada consiguió por primera vez el trofeo al mejor futbolista checo, otorgado por periodistas deportivos del país, destronando al ex ganador de la encuesta Pavel Nedved.

Y este año fue nominado por segunda vez al prestigioso premio "Balón de Oro 2005", otorgado por la revista France Football al mejor futbolista que juega en Europa.

Pero según expresó Petr Cech, el premio lo merece su compañero de equipo Frank Lampard.

 

El portero checo conquistó con la selección nacional en 2004 la medalla de bronce en la Copa Europea, siendo proclamado mejor portero del campeonato, y ahora de seguro le gustaría ampliar su colección con una medalla del Mundial 2006.

Pero antes la selección checa debe batir a Noruega en la doble repesca, a efectuarse este sábado y el próximo miércoles...

...aunque la fuerza ofensiva de la representación nacional carecerá de uno de sus mejores delanteros, Jan Koller, que está de baja por lesión, en cuanto a la defensa, los futbolistas checos saben que tendrán a su espalda a un portero del que se pueden fiar.

09-11-2005