Mayenko Hlousek: Mi amor fue dividido entre Argentina y la República Checa

10-08-2005

La escenógrafa Mayenko Hlousek nació en Buenos Aires, pero creció en un ambiente íntimamente checo. Tras cursar estudios de artes plásticas se dedicó al teatro y a la decoración de espacios interiores, a la publicidad y a la pintura. Durante toda su carrera ha promovido en su ámbito profesional la República Checa y el arte checo. Mediante Becas Leonor Hirsch fomentó a jóvenes talentos musicales, preparando a cantantes para interpretar óperas checas en checo. Mayenko Hlousek domina por excelencia el idioma de sus antepasados. Por sus actividades fue laureada este año con el Premio Gratias Agit, otorgado por el Ministerio de RR. EE. de la República Checa. Radio Praga conversó con Mayenko Hlousek en esa ocasión.

Mayenko HlousekMayenko Hlousek ¿Por qué se mudaron sus padres a Argentina?

"Fue una época difícil después de la Primera Guerra Mundial. Mi padre se fue en el año 1920, y luego hizo venir a sus padres, a sus hermanos y también los acompañaba su entonces novia, que fue mi mamá".

¿Y Ud. durante su vida se ha sentido como argentina o como checa?

"Fue mitad y mitad, porque yo aprendí la lengua desde la leche materna, como digo siempre. Fue dividido mi amor. Pero cuando vine a la República Checa de niña, a los cuatro años de edad estuvimos casi un año acá. Fue una experiencia que no olvido. Sentí que esto también era mi tierra, mi casa, y lo siento cada vez que vengo a Praga".

¿De qué región proceden sus padres?

"Mi madre es de Zlín, de Moravia, y mi padre es de Humpolec".

¿Se acuerda cuál fue la primera aria checa que escuchó en Argentina o que cantó en checo?

"Yo tuve una emoción muy grande porque en mi casa desde niña no se reunían a jugar las cartas los sábados y domingos, sino que se reunían a hacer música. Y después de muchos años, ya siendo adulta, me di cuenta de que lo que cantaban eran arias de ópera. Así que, espero no echarme a llorar de emoción, pero ´La novia vendida´ se cantaba casi entera, Ach, jaký to zal (¡Ay, qué pena!), Mesícku na nebi hlubokem (El aria de la luna). Yo pensaba que eran canciones populares. Además se cantaban las canciones tradicionales que luego inmortalizaron Jarmila Novotná y Jan Masaryk por EE. UU. y que hace muy poco yo integré en un concierto cuando vino una delegación checa, y le aseguro que lloraron".

¿Sus padres eran cantantes de ópera?

Mayenko HlousekMayenko Hlousek "No, para nada, pero como todo checo llevaban la música en la sangre. ¿Qué más le puedo decir? Amo la música checa, trato de que la conozcan los checos de las siguientes generaciones y además participo en la radio. Allá tenemos una emisión los sábados, y yo tengo un pequeño espacio de música clásica. Son unos diez, doce minutos, pero estoy luchando para que sean más".

¿En qué cadena es?

"Radio Cultura. 97.9 del dial argentino".

¿El año próximo también va a escenificar en Argentina la ópera Rusalka de Dvorák?

"Así es. Tenemos algunos problemas, sobre todo con el alquiler de la obra que es sumamente caro para nosotros. Porque no es para una entidad rica, sino para un grupo de amantes de Dvorak, digamos, más bien pobretones. Y es mucho lo que hay que pagar. Entonces, estamos buscando los medios. Voy a ver todavía, durante los días que me quedan, si puedo lograr algo".

Ud. ilustró también libros, si no me equivoco.

"Sí. Además, curiosamente, todo lo que dibujo es en checo. Porque es con una línea checa, debe ser por mis primeros libros de cuentos, no sé hacer las cosas si no es en checo, la verdad".

¿Ilustró algunos libros checos traducidos al español?

"No, eso todavía no. Pero no pierdo las esperanzas. De hecho, me ha dado una gran idea".

Muchas gracias.

"No hay por qué. Y un saludo a todos los argentinos que residen en la República Checa".

10-08-2005