Oldrich Nový

19-03-2003

Oldrich Nový vivió con la honradez y nobleza de sus héroes fílmicos que siempre fueron verdaderos caballeros y encantadores hombres. Fue un gran ídolo de su época y, dicho con el vocabulario contemporáneo, una auténtica super estrella de la gran pantalla checa de la década de 1930. Hace poco se cumplieron veinte años de su muerte.

Oldrich Nový, foto: CTKOldrich Nový, foto: CTK Oldrich Nový nació el 7 de agosto de 1899 en Praga. Sus años de infancia fueron marcados por el cine, donde su padre con frecuencia prestaba servicio como bombero, y también por la influencia de su tío Milos, un popular actor del Teatro Nacional.

Por ello no resultó nada extraño que a la pregunta del director de la escuela sobre - ¿cuál sería su futura profesión? - Nový contestara: actor. Sin embargo, esta profesión le pareció bastante insegura a su pragmático padre, por lo que obligó a su hijo a aprender el oficio de tipógrafo.

Oldrich Nový inició su carrera artística en el Teatro de la Opereta en Praga. Más tarde fue nombrado director artístico de la Ópera de Brno, donde pasó 16 años llenos de éxito. Bajo su dirección, la Ópera de Brno se convirtió en un reconocido centro de cultura musical.

Fue en Brno donde Nový inició su carrera fílmica, actuando en 1922 en la película "La bella desconocida", que fue seguida más tarde por numerosas comedias rodadas bajo la dirección del legendario Martin Fric.

Sin embargo, el verdadero hito en la carrera de Oldrich Nový fue el papel principal en la sumamente popular comedia "Kristián", del año 1939. Esta película le ayudó a convertirse, a sus cuarenta años, en una verdadera estrella de cine y en el actor checo mejor pagado de aquella época.

También la canción principal del filme se convirtió en un verdadero éxito, siendo grabada en discos e interpretada con frecuencia en todos los restaurantes y bares capitalinos.

La cooperación con el director de cine Martin Fric fue para Nový muy fructífera. No obstante, los años difíciles de la Segunda Guerra Mundial no significaron para él sólo éxitos fílmicos, sino también graves problemas relacionadas con su esposa Alicia, que era judía.

Pese a la popularidad de Oldrich Nový y la gran influencia de sus amigos, el envío a un campo de concentración se hizo inevitable. Nový y su esposa fueron detenidos y llevados a los campos de concentración nazis. Por suerte, ambos sobrevivieron.

Finalizada la guerra, Nový se dedicó con entusiasmo a su propio "Teatro Nuevo". Pero los tiempos cambiaron. Tras la llegada al poder de los comunistas su teatro fue liquidado y el género de su tan amada opereta recibió la etiqueta de "pseudoarte capitalista".

En los años 50, Oldrich Nový trató de acomodarse a las exigencias de la nueva época, convirtiéndose en miembro del Comité Artístico de la cinematografía nacionalizada.

Sin embargo, los engranajes del nuevo régimen y del género llamado "realismo socialista" destruyeron todo, incluyendo al propio Nový, que en 1952 apareció por primera vez en la pantalla del cine vestido en overol de mecánico. Fue un retorno muy triste tanto para el actor como para su público.

Pero los cuatro años en que Nový se desempeñó como miembro del mencionado comité marcaron la cinematografía nacional - e incluso mundial. Resulta que fue precisamente él quien trajo a los estudios cinematográficos de Barrandov al joven y talentoso director de cine, Milos Forman. Este doble ganador del Oscar suele decir al respecto: "Algunos dicen que al mundo del cine me llevó la casualidad, otros dicen que fue el Dios, pero yo digo que fue Oldrich Nový".

Cuando a inicios de 1983 Milos Forman visitó Praga en ocasión del rodaje de su famosa película "Amadeo", no perdió la oportunidad de saludar también a su viejo amigo. No se imaginaba en aquel entonces que lo veía por última vez. Oldrich Nový falleció súbitamente el 15 de marzo de 1983.

19-03-2003