Ondrej Havelka, genuino intérprete de la música jazz y swing

24-03-2004

La música de los años veinte y treinta del siglo XX sigue teniendo en la República Checa grandes admiradores. Figura entre ellos Ondrej Havelka, músico, cantante, actor y animador checo, quien se empeña por mantener vivo el swing y el jazz y popularizarlo entre el público checo.

En la República Checa se acostumbra decir que "cada checo es músico". En el caso de Ondrej Havelka esa constatación se cumplió al pie de la letra. Sus manos "obligan" a cualquier instrumento musical a emitir hermosas melodías. Además, tiene una excelente voz. Acompañado de su conjunto, Melody Makers, Ondrej Havelka interpreta temas de jazz y de swing. Se desempeña también como actor y moderador.

De estatura sutil, pelo rubio y con típicos lentes al estilo John Lennon que acentúan su mirada pudorosa, Ondrej Havelka da la impresión de un adulto "niño bueno". Pero cuando comienza a hablar de la música, pierde todo pudor y sin parar se refiere a las composiciones surgidas especialmente en Estados Unidos, durante los años veinte y treinta del siglo XX.

Havelka confiesa su pasión por esa época. Afirma que se trató de un período muy especial. La gente estaba feliz por haber finalizado la Primera Guerra Mundial y comenzaron a suceder grandes cosas. Se fue desarrollando el arte moderno, así como el automovilismo y la industria aeronáutica. Los cambios en la sociedad fueron reflejándose en la música, en el jazz y el swing, plasmándose en ellos el entusiasmo y la alegría de aquellos tiempos.

Ondrej Havelka nació en octubre de 1954 en Praga. De su padre, conocido compositor y profesor de la Academia Musical, heredó el talento musical y de su madre, actriz del Teatro Nacional de Praga, el don del arte dramático. Cuando niño, Ondrej Havelka y su hermana mayor organizaban conciertos para los familiares, interpretando antiguas melodías populares y villancicos navideños.

Un par de años más tarde Ondrej comenzó a experimentar con la música y los antiguos villancicos navideños checos eran adaptados por él al rock y al folk. La música se convirtió en su destino y su pasión de toda la vida.

Junto con los estudios de arte dramático en la Academia de Praga, continuaba dedicándose a la música, actuando como cantante en una popular orquesta de síncope. Ya trabajando más tarde como actor en varios teatros, Havelka se puso a estudiar nuevamente y se graduó en la Academia Musical Janácek de Brno.

El amplio talento de Ondrej Havelka se hacía patente en todo lo que hacía. Actuaba en el teatro, fue protagonista de varias películas y de series de televisión, cantaba y moderaba programas culturales. Todo lo hacía con gran profesionalismo, admitiendo ser un perfeccionista.

Pero al final, el amor a la música venció a todo lo demás. En 1995 Ondrej Havelka fundó la orquesta Melody Makers que tiene gran éxito en la República Checa. El elenco se dedica exclusivamente a la interpretación del jazz y el swing de los años veinte y treinta del siglo XX, y del ragtime.

La orquesta, integrada por veinte músicos, no tiene par en este país, lo cual se debe principalmente a la forma auténtica de interpretar instrumentos musicales de la época. Melody Makers evoca "los viejos tiempos" también por la forma de vestir de sus miembros, de peinarse y de actuar en el escenario. Ondrej Havelka aprendió por ejemplo a zapatear.

"No me gusta la simplificación y menos aún en la música. Pero es muy importante que logremos hacer revivir la música antigua y transmitir a la gente el fino y amable humor que en ella se oculta", sostiene Ondrej Havelka.

24-03-2004