Belenes vivientes a lo largo y ancho del país

18-12-2015

Numerosos belenes cobrarán vida este domingo en varios lugares de la República Checa. En la época prenavideña, las plazas de las urbes checas se llenan también de mercadillos y representaciones de las tradiciones navideñas locales.

Foto: ČTKFoto: ČTK El ambiente navideño se apodera de las ciudades checas. El olor a vino caliente y dulces navideños se sienten en las calles de la ciudad de Telč, situada al sureste de Bohemia. Su castillo ofrecerá el próximo lunes y martes representaciones del nacimiento de Cristo, con la participación de sesenta actores, y en compañía de tradicionales villancicos y danzas checas, a cargo de conocidos conjuntos folclóricos.

En el castillo de Karlštejn, situado a 30 kilómetros de Praga, podrán conocer este domingo cómo festejaban la Navidad los reyes de Bohemia. La fiesta será inaugurada con un desfile, encabezado por la reina Elisa, y seguirá con torneos de espadachines y escenas de imágenes bíblicas sobre el nacimiento del Niño Jesús. No faltará un tradicional mercadillo con artesanías locales. Imágenes de la Biblia se escenificarán asimismo en los castillos de Bouzov y Buchlov, situados en Moravia, y en otros de Bohemia Central.

Un rico programa de Adviento se celebrará en la pintoresca ciudad de Český Krumlov. La Navidad de los Osos (Medvědí Vánoce) permitirá a los visitantes bajar al foso habitado por dos osos y ofrecerles delicias gastronómicas.

En la capital checa podrán ver un belén viviente el 25 y el 26 de diciembre en las cercanías de la Catedral de San Vito.