Los destinos de los alemanes expulsados después de la Segunda Guerra Mundial

08-01-2016

La exposición itinerante 'Poco a Poco Todo Volvió a Andar Bien' ('Pomalu začalo být zase dobře') muestra en Brno los destinos de oriundos checos que se vieron obligados después de la Segunda Guerra Mundial a abandonar sus casas, por ser de etnia alemana.

Rok smířeníRok smíření Más de siete décadas después de su expulsión forzada, treinta alemanes nacidos en Checoslovaquia recuerdan a través de videorreportajes la forzada expulsión de sus casas, acontecida después de la Segunda Guerra Mundial. Describen el duro camino en búsqueda de un nuevo hogar, que finalmente encontraron en Austria, donde chocaron tanto con rechazo como con una agradable acogida por parte de los locales. La muestra está complementada con auténticos artefactos de uso cotidiano de la época.

La exposición forma parte del proyecto el 'Año de la Reconciliación' (Rok smíření), que explora la situación social en la región de Moravia después de la Segunda Guerra Mundial.

La muestra se puede ver hasta este domingo en la Sala de Cristal (Křišťálový sál) del Auyntamiento Antiguo de la ciudad de Brno.