Se abre al público el vagón-comedor de Francisco José I de Austria

18-11-2016

El Museo Nacional Técnico de Praga abrirá al público a partir del próximo martes el vagón-comedor en el que solía alimentarse durante sus viajes por Europa el emperador Francisco José I de Austria. La exhibición tendrá lugar con motivo del centenario de la muerte de Francisco José I, que se cumple este año.

El emperador Francisco José I de AustriaEl emperador Francisco José I de Austria El histórico vagón-comedor fabricado por encargo de la Casa de los Habsburgo en 1891, estará expuesto en el Salón de los Medios de Transporte del Museo Técnico Nacional de Praga del 22 al 27 de noviembre. Se trata de uno de los cuatro vagones-comedor en total de los que dispone esta institución. Los ciudadanos podrán apreciar los interiores del vehículo, que fue fabricado en el taller de František Ringhoffer, en el barrio de Smíchov, en Praga.

Este vagón-comedor es el único que se ha conservado del tren en el que solía viajar el emperador Francisco José I de Austria. Está dividido en tres secciones, de las que la primera es un salón para fumar, que contiene cuatro mesas para jugar a los naipes, y dos sillones. La sección para comer cuenta con una mesa para 16 personas, y la última es una pequeña cocina. Las paredes del vagón están decoradas en parte con incrustaciones en madera, y en parte de telas de gran valor. El techo lo decoran obras figurativas del pintor checo František Ženíšek, y en las ventanillas hay cortinas con ricos bordados.

Después de Francisco José I el vagón sirvió a su sucesor, Carlos I de Austria, quien lo utilizó también durante su viaje al exilio en Suiza en 1919. En 1920 el vehículo ferroviario pasó a ser propiedad del nuevo Estado checoslovaco, y fue aprovechado durante los viajes de los dos primeros presidentes de este país, Tomáš Garrigue Masaryk y Edvard Beneš.

18-11-2016