Una noche electrónica

24-02-2017

La noche del sábado 25 de febrero será de fiebre por la electrónica. Dos DJs legendarios se presentarán en Praga, así que quizá para los apasionados de este género será difícil decidir si ver al DJ alemán Paul van Dyk o al dúo estadounidense Thievery Corporation.

Paul van Dyk, foto: Martina StejskalováPaul van Dyk, foto: Martina Stejskalová El disyóquey alemán Paul van Dyk, quien desde la década de los 90 forma parte ineludible del género trance, se montará por primera vez en un escenario checo. La cita es el próximo sábado 25 de febrero en el club Sasazu, conocido por recibir a los mejores DJs, tanto extranjeros como checos.

Paul van Dyk, nacido en la Alemania Oriental en 1971, comenzó su carrera antes de la caída del muro de Berlín. Ello lo obligó a recibir una educación musical sin discotiendas y sin clubes de música electrónica. No obstante, pudo sintonizar las emisoras radiales prohibidas y disfrutar de algunos casetes que de tanto en tanto se escabullían entre las barreras fronterizas.

Su primer disco data de 1993 y, desde entonces, está considerado en la escena musical como uno de los pioneros del trance, un subgénero de la electrónica caracterizado por los sonidos de sintetizadores que invitan a bailar y a abstraer la mente.

En la misma noche del 25 de febrero, en otro club praguense, sonará el dúo de DJ originario de Washington, Thievery Corporation. El dúo, formado en el año 1995, está integrado por Rob Garza y Eric Hilton. Son también exponentes de la música electrónica, en su caso definida por matices étnicos y de fusión puesto que incluyen en sus piezas sonidos propios de diversas regiones, especialmente de India, el Medio Oriente y Brasil, además de incluir también elementos del hip-hop y el jazz.

Han preparado un repertorio para el público praguense en el que se sentirán no en Praga sino en una aldea global.

24-02-2017