Finaliza en Chequia el año escolar

30-06-2010

Partidos de la futura coalición de Gobierno quieren incrementar los impuestos, finaliza el año escolar, más de 200 niños mueren cada año en Chequia a causa de accidentes. Estos son algunos de los temas abordados por la prensa checa este miércoles.

El nuevo Gobierno de coalición checo subirá los impuestos, leemos en Lidové Noviny. Los partidos de la futura coalición persiguen con ese paso que en 2011 el déficit de las finanzas públicas no supere el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Lo que se quiere es mantener el déficit del presupuesto nacional por debajo de los 5.272 millones de euros. Para lograrlo, el Ejecutivo deberá reducir en 2.132 millones de euros los gastos del presupuesto e incrementar los ingresos del Estado en 775 millones. Esto requerirá grandes recortes en todos los sectores de la economía nacional, escribe el periódico.

 

Mladá Fronta Dnes informa que este miércoles finaliza en Chequia el año escolar. A partir de mañana a los más de 1.500.000 escolares les esperan 62 días de recreo.

Según el matutino, las vacaciones escolares se inician en buen momento ya que, según los meteorólogos, se espera muy buen tiempo en estas latitudes, con temperaturas alrededor de los 30 grados centígrados.

 

También Právo dedica atención a los niños, aunque en relación a otro tema. Según el rotativo, más de 200 menores checos mueren anualmente a causa de accidentes.

La situación va mejorando en los últimos años y el número de niños fallecidos por accidente se redujo en un 50 por ciento aproximadamente desde 1997. Aún así, en comparación con otros países europeos, Chequia registra uno de los peores índices al respecto.

Las causas más frecuentes de muerte son accidentes de tráfico, el consumir sustancias químicas, sufrir quemaduras por corriente eléctrica, o caerse de una ventana o balcón, indica Právo.

 

Hospodářské Noviny informa sobre el proyecto del Museo Checo de Leyendas y Duendes, de instalar en la planicie de Letná, en Praga, un monumento a Michael Jackson, fallecido hace un año. El diario indica que la idea ha provocado una ola de críticas en el escenario político y cultural nacional.

Los adversarios del monumento sostienen que el lugar se encuentra muy cerca del Castillo de Praga, y que el hecho de que Jackson brindó en Letná un concierto al visitar la República Checa, no es un motivo de relevancia. Todos reconocen sin embargo, que fue un cantante fenomenal y que sus canciones hasta hoy gozan de gran popularidad en el mundo entero.

30-06-2010