19-03-2002

Por Vít Urban

El presidente de Hungría, Ferenc Mádl, se sumó al primer ministro de su país, Viktor Orbán, exhortando a las Repúblicas Checa y Eslovaca a que anulen los "Decretos de Benes", informa en portada el diario Lidové Noviny.

Según el presidente Mádl, los decretos del presidente Edvard Benes, que después de finalizar la Segunda Guerra Mundial afectaron a las minorías alemana y húngara en la entonces Checoslovaquia, contradicen los valores europeos.

Lidové Noviny destaca que según el presidente Ferenc Mádl Hungría no utilizará esta cuestión para bloquear el proyecto de ampliación de la Unión Europea.

Por su parte, el diario financiero Hospodárské Noviny, remitiéndose a las declaraciones del negociador principal con la Unión Europea, Pavel Telicka, destaca que los análisis elaborados para la cancillería checa demuestran que los "Decretos de Benes" no contradicen el derecho comunitario.

El Parlamento checo endureció las medidas contra los cabezas rapadas, señala en portada el diario Právo, agregando que tras la firma del presidente de la república, Václav Havel, la correspondiente enmienda a la ley entrará en vigor en julio próximo.

Právo señala que los militantes de las agrupaciones ultraderechistas que propagan la discriminación, la violencia o el odio rasista, étnico y religioso podrán pasar en la cárcel hasta tres años.

El endeudamiento interno de la República Checa alcanzó el año pasado un récord, subiendo hasta más de diez mil millones de euros, informa el rotativo Mladá Fronta Dnes. En el curso de un sólo año, la deuda estatal creció en casi dos mil millones de euros. El diario agrega que el ministro de finanzas, Jirí Rusnok, estima que la deuda estatal puede duplicarse en los próximos años y su descenso podría producirse tan sólo después de 2007.

Por su parte, el ministro de educación checo, Eduard Zeman, quiere presentar una queja contra los controles en EE.UU. durante los Juegos Olímpicos de Salt Lake City, informa el periódico Lidové Noviny. Zeman considera que como jefe de la delegación gubernamental checa no recibió por parte de los norteamericanos la acogida debida.

Al ministro Zeman no le gustó que los empleados norteamericanos le sometieran a los mismos controles que a los demás visitantes. Durante los controles en los aeropuertos, el ministro tuvo que quitarse varias veces los zapatos y el abrigo. Por ello, el ministro quiere enviar una carta de protesta al embajador de EE.UU. en la República Checa, Craig Stapleton, puntualiza Lidové Noviny.

El número de narcómanos en la República Checa pasó durante los últimos cinco años de 50 mil a 100 mil, advierte el periódico Právo. El año pasado los consultorios antidroga registraron un aumento de hasta cuatro mil nuevos drogadictos.

Právo señala que esta plaga moderna afecta principalmente a los jóvenes de entre 15 y 19 años de edad, mientras que en segundo lugar se sitúa el grupo dejóvenes de entre 20 y 24 años de edad. Los alumnos de las escuelas secundarias confiesan que sus contactos con las drogas se realizan principalmente en fiestas y discotecas.

 

19-03-2002