27-03-2002

La fábrica de automóviles Skoda Auto, de Mladá Boleslav, atraviesa por uno de los períodos más críticos de su historia. Skoda no es capaz de competir con sus socios extranjeros y registra un considerable descenso de sus ventas en el mercado checo, escribe en portada Mladá Fronta Dnes.

Según datos estadísticos, en los primeros dos meses del año en curso, las ventas de Skoda disminuyeron en un 5% en comparación con el mismo período del año pasado. Los clientes checos prefieren cada vez más las marcas extranjeras, sobre todo, de Francia y Japón, apunta el diario y agrega que los vehículos Skoda se venden menos en los mercados extranjeros.

En la República Checa prevalece la convicción de que la economía debería estar controlada por el Estado, informa Lidové Noviny, remitiéndose a un reciente sondeo demoscópico. Del estudio se desprende que el 76% de los ciudadanos está a favor de que el Estado intervenga en los asuntos económicos del país. Según analistas, estos resultados se deben al masivo descontento de los ciudadanos con el proceso de privatización de empresas estatales.

La Coalición invertirá sumas millonarias en su promoción, escribe el diario Právo. Esta formación política, sucesora de la disuelta Coalición de los Cuatro, iniciará dentro de pocos días una masiva campaña publicitaria con el fin de que los electores se olviden de la Coalición de los Cuatro y evitar así eventuales confusiones.

Las vallas publicitarias no incluirán el programa de la Coalición, sino su nombre y su lema electoral, matiza Právo, agregando que un cambio de nombre en el mundo de la política siempre representa un problema. Tanto más, faltando poco para los comicios parlamentarios.

El matutino Mladá Fronta Dnes advierte que el aumento del salario de los médicos en un 18%, aprobado por el Gobierno, amenaza la existencia de muchos hospitales. El Gabinete tomó esa decisión, asegurando que los hospitales reciben dinero de las Cajas de Seguro Médicas, de manera que depende de los hospitales cómo distribuirán sus finanzas.

Muchos de los directores de los hospitales checos anunciaron que subirán los sueldos al personal médico en detrimento de la infraestructura de sus recintos y la compra de nuevos aparatos, matiza Mladá Fronta Dnes.

El programa electoral del gubernamental Partido Socialdemócrata, que promueve cobrar más impuestos a los ciudadanos con mayores ingresos goza del apoyo de la opinión pública, escribe el diario económico, Hospodárské Noviny. Sin embargo, los expertos advierten que las capas más adineradas dejarán de pagar sus impuestos en la República Checa.

Resulta un tanto sorpresivo que la ciudadanía checa acepta los altos impuestos que ubican a la República Checa en uno de los primeros países a escala europea. La opinión pública coincide en que la eventual disminución de los impuestos a nivel general, que ofrece el Partido Cívico Democrático, no contribuiría al desarrollo de la economía checa, matiza el diario.

Los políticos checos encontraron una respuesta original a las críticas de los Decretos de Benes, que últimamente se convirtieron en la manzana de la discordia entre la República Checa y algunos países europeos, escribe Mladá Fronta Dnes. En el escenario político checo transcurren agitados debates en torno a la orden estatal con la que, "a título póstumo", debería ser condecorado el ex presidente checo, Edvard Benes, cuyos decretos posibilitaron, tras la Segunda Guerra Mundial, expulsar a los ciudadanos sudetoalemanes de la entonces Checoslovaquia. El diario recuerda que sobre la concesión de ordenes estatales decide el presidente de la República.

 

27-03-2002