10-06-2002

El Partido Socialdemócrata superaría en las elecciones parlamentarias por un dos por ciento al Partido Cívico Democrático, señala en portada el diario Lidové Noviny. Según el Centro de Investigaciones Empíricas, a la oficialista Socialdemocracia le entregaría su voto uno de cada tres ciudadanos checos.

El diario destaca que se trata de la última encuesta antes de las elecciones, porque la ley prohibe publicar cinco días antes de los comicios los sondeos de las intenciones de voto.

Si en las elecciones participan menos del 70 por ciento de sufragantes, la Socialdemocracia adquiriría casi un 30 por ciento de votos, el Partido Cívico Democrático un 27 por ciento, la Coalición de los democristianos y de la Unión de la Libertad el 18 por ciento y los comunistas el 14 por ciento.

Por su parte, también el rotativo financiero Hospodárské Noviny afirma que el Partido Socialdemócrata es el más próximo a la victoria electoral. Remitiéndose a la investigación de la agencia Sofres-Factum, el periódico destaca que la Socialdemocracia, que obtendría un 28 por ciento, es decir el cuatro por ciento más que el Partido Cívico Democrático, tiene buenas perspectivas para reafirmar su victoria electoral de hace cuatro años.

El periódico Lidové Noviny informa sobre la entrevista que ofreció el domingo pasado a la Emisora Europa Libre el Presidente checo, Václav Havel. El diario señala que el Presidente advirtió que algunos grandes partidos democráticos checos aprovechan a veces algunos temas de las formaciones políticas extremistas.

El mismo diario destaca que disminuye el número de los miembros de las minorías nacionales en la República Checa que se identifican abiertamente con su origen territorial o etnia. Por ejemplo, de los 200 mil miembros de la etnia gitana en el país se adhieren oficialmente a esta comunidad sólo 12 mil.

Remitiéndose a las informaciones de la Oficina Checa de Estadísticas, en La República Checa, que tiene un poco más de diez millones de habitantes, más de un millón de ciudadanos se identifica con nacionalidades no checas. La situación actual es tal que la mayor minoría en el país son los moravos. Con el territorio moravo se identifican casi 400 mil personas.

El matutino Mladá Fronta Dnes escribe que este lunes comienza una nueva etapa de las relaciones entre las insituciones bancarias checas, sus clientes y los datos privados de los mismos. Desde este lunes fue inaugurado un registro, en cuya base los bancos compartirán informaciones sobre los deudores y los clientes con mala disciplina de pagos.

Eslovaquia atrae a los turistas checos, subraya en portada el periódico Právo. Debido a la debilidad de la corona eslovaca, los checos pueden pasar en Eslovaquia vacaciones baratas.

Mientras que en el pasado los eslovacos solían hacer sus compras en Moravia, la situación actual es contraria, escribe el rotativo. Los checos aprovechan la cotización ventajosa entre las dos monedas nacionales. En Eslovaquia se paga por un euro con 45 coronas eslovacas y en la República Checa sólo con 30 coronas checas.

Právo resalta que a diferencia de los turistas checos, los exportadores checos podrán tener problemas con esta desfavorable cotización.

El rotativo Hospodárské Noviny informa que el Presidente checo, Václav Havel, dirigió una carta al ministro de cultura, Pavel Dostál, solicitando revocar la decisión sobre los cuadros modernos de la Colección de Kramár que no pueden integrar la parte oficial de la Temporada Cultural Checa en Francia. La Galería Nacional de Praga y el Ministerio de Cultura prohibieron el traslado de dichos cuadros para prevenir la posibilidad de su confiscación en el marco de los pleitos judiciales sobre la restitución que sostienen los herederos del coleccionista checo, Vincenc Kramár.

 

10-06-2002