12-12-2002

Todos los diarios nacionales destacan que la cumbre de la Unión Europea que empieza en Copenhague será histórica: en ella serán invitados a la Unión varios países postcomunistas.Después de más de medio siglo se reunificará el continente europeo dividido durante tan largo tiempo.

Mladá Fronta Dnes comenta que la cumbre de Copenhague decidirá si la República Checa ingresará en la Unión Europea en la primavera de 2004 y en qué condiciones. Se decidirá también el destino de nueve países más, desde Polonia hasta la pequeña Malta.

Con la reunión de Copenhague finalizarán las negociaciones de varios años sobre la integración de ocho países centroeuropeos y dos mediterráneos en la mayor agrupación económica del mundo que ahora desea jugar un papel cada vez más importante en el escenario político mundial, señala Mladá Fronta Dnes.

El diario económico Hospodárské Noviny informa que el opositor Partido Cívico Democrático criticó ayer duramente al gobierno por las condiciones de adhesión que negoció con la Unión Europea. El vicepresidente de esa formación política, Jan Zahradil, criticó que el gobierno haya optado por la velocidad en detrimento de la calidad.

Según el político opositor, las condiciones, sobre todo las negociadas para los agricultores, demuestran que los checos no participarán en la Unión Europea en pie de igualdad. Sin embargo, los expertos consultados por Hospodárské Noviny sostienen que la República Checa logró lo máximo posible en las negociaciones.

El rotativo Lidové Noviny destaca en portada que el crecimiento de la economía checa se desacelera. El Instituto Nacional de Estadística informó que el Producto Interno Bruto creció en el pasado trimestre apenas el 1,5 por ciento. Se trata del peor resultado en los últimos tres años.

El rotativo Právo informa en primera plana sobre los fríos que azotan a la República Checa: en la comarca de Bruntál, en Moravia del Norte, se registraron ayer 20 grados bajo cero.

Mladá Fronta Dnes escribe que el tiempo es imprevisible. Según las previsiones iniciales los fríos debían azotar a los checos hasta las Navidades. Sin embargo, ahora los meteorólogos rectifican sus pronósticos y prometen que a principios de la próxima semana las temperaturas subirán. Probablemente también caerá nieve.

12-12-2002