19-03-2003

La inminente guerra contra Irak es el principal tema de la prensa checa. El rotativo Mladá Fronta Dnes titula en primera página: "La guerra puede empezar ya esta noche."

Lidové Noviny destaca en portada que 45 países respaldan la campaña de los Estados Unidos contra Irak. Entre los países que ofrecieron a los Estados Unidos sus unidades, el apoyo logístico o les han abierto su espacio aéreo figura también la República Checa.

Según el diario económico Hospodárské Noviny, el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, confirmó que los soldados checos de la unidad antiquímica no irán a la primera línea de combates.

"Los políticos checos empiezan a apoyar el ataque contra Irak", señala en portada el rotativo Právo. El diario destaca que el más enérgico apoyo a Estados Unidos lo expresa el opositor Partido Cívico Democrático. Manifiestan su consenso con la operación también los oficialistas liberales y algunos democristianos. El Partido Socialdemócrata, la fuerza mayoritaria de la coalición gubernamental, mantiene una posición reservada.

El diario Mladá Fronta Dnes señala, a su vez, que el respaldo al ataque contra Irak está disminuyendo entre la ciudadanía checa. Una considerable parte de la opinión pública se opone al ataque contra el régimen de Sadam Hussein y los argumentos de los Estados Unidos no la convencen. Al contrario. En dos bandos se dividen también las personalidades públicas. El diario entrevistó a algunas de ellas. El productor fílmico Václav Marhoul se pronunció a favor de la operación contra Sadam Hussein:

"Hussein no puede alcanzar a Europa con sus misiles, pero a Israel sí. En caso de ser atacado por armas de destrucción masiva, Israel no se mantendrá inactivo como en la Guerra del Golfo, pero desencadenará un golpe de respuesta utilizando armas nucleares. En consecuencia de ello el mundo árabe cerrará filas y estallará la tercera guerra mundial, la llamada guerra de las civilizaciones que afectará también a la República Checa. Por eso una eventual guerra con Irak se llama preventiva y no está dirigida contra el pueblo iraquí," opina el productor fílmico Václav Marhoul.

Entretanto, el obispo católico Václav Malý dijo a Mladá Fronta Dnes: "Los Estados Unidos deberían actuar con el aval del Consejo de Seguridad ya que la actuación en solitario de un Estado crea un abismo difícilmente superable entre los aliados del mundo democrático. No estoy de acuerdo con la guerra ya que en el mundo árabe será intepretada como un ataque contra la civilización islámica".

Y el dignatario católico agrega: "La situación en 1991 fue diferente. Los Estados Unidos contaban en aquel entonces con el apoyo de países islámicos. Las consecuencias del ataque hay que considerarlas con mucha ponderación".

Bajo el título de "Los riesgos de la guerra de Bush", el comentarista Adam Cerný escribe en el diario económico Hospodárské Noviny: "El inicio de cada guerra que no quiere terminar con un fracaso, debe ser precedido por una reflexión sobre lo qué habrá después del conflicto bélico. El presidente Geoge Bush se ha fijado un objetivo muy ambicioso y difícil: con el cambio del régimen en Bagdad conseguir un cambio en toda la región".

"Sin embargo, muy pocos creen que se pueda lograr tal cambio. Por el contrario, muchos temen que en vez de una campaña corta asistiremos a una guerra prolongada y en vez de una estabilización en el Cercano Oriente prevalecerá la inseguridad, si no un caos".

"Perplejidad ante la guerra". Así titula en Mladá Fronta Dnes su análisis el comentarista Milan Vodicka quien escribe: "La guerra todavía no ha empezado y ya estamos entre los escombros. Han quedado reducidas a escombros la ONU y las relaciones entre los Estados occidentales así como entre la "vieja" y la "nueva Europa".

Y cambiamos de tema: Los diarios nacionales informan en sus susplementos deportivos que la biatlonista checa, Katerina Holubcová, consiguió un éxito espectacular en el campeonato mundial en Chanty Mansijsk, en Rusia, al obtener una medalla de oro en la prueba de 15 kiómetros.

Lidové Noviny destaca que Katerina Holubcová ganó para el biatlón checo la primera medalla de oro en individuales en la historia del campeonato mundial. Mladá Fronta Dnes recuerda que la biatlonista checa de 26 años ganó el pasado sábado en la gélida región siberiana también una medalla de bronce en sprint.

19-03-2003