25-03-2003

foto: CTKfoto: CTK "Cómo veo esta guerra", bajo este titular publica el diario Mladá Fronta Dnes una reflexión del presidente checo Václav Klaus sobre la intervención en Irak.

"¿Qué fuerte debe ser el motivo para poder decir que no se disponía de otra solución que la militar?", se pregunta Václav Klaus contestándose seguidamente: "Los motivos del ataque estadounidense contra Irak los buscaría en una combinación del idealismo americano, de las nuevas preocupaciones surgidas después del 11 de Septiembre y del estado del mundo tras romperse su orden bipolar y convertirse EE. UU. en la única superpotencia real".

Irak es una dictadura, régimen que resulta para la civilización euroatlántica actual inaceptable y peligroso. Sin embargo, la idea de los partidarios del ataque de que la democracia se pueda introducir con la fuerza militar me parece como algo que procediera de otro universo, opina el presidente checo subrayando que su postura no es antiamericana.

foto: CTKfoto: CTK "Es posible fomentar e inspirar la democracia, pero no es posible ordenarla. Si tal modelo de exportación de la democracia debe convertirse en norma ¿quién será su próximo objetivo?", expresa Václav Klaus en su reflexión publicada en Mladá Fronta Dnes.

El mismo rotativo informa que según los últimos sondeos de opinión pública más de la mitad de los checos no está de acuerdo con la guerra contra Irak y a favor del ataque se pronunció el 26 por ciento de los ciudadanos. Por otra parte, la mayoría de ellos estaría en contra de una participación activa de soldados checos en los combates.

foto: CTKfoto: CTK "La República Checa envió a Kuwait máscaras antigas defectuosas", escribe en portada el matutino Mladá Fronta Dnes. La empresa Gumárny Zubrí suministró como ayuda a los kuwaitíes cinco mil máscaras que son inutilizables. Una situación vergonzosa similar se produjo hace doce años, antes del inicio de la guerra en el Golfo, cuando Praga envió a Arabia Saudí miles de máscaras antigas plenamente podridas.

La empresa de Zubrí se defiende alegando que las máscaras de tipo MC4 proceden de los almacenes de protección contraincendio del Ministerio de Defensa. El ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, no ocultó al respecto su indignación por la incapacidad de la industria de defensa checa de cubrir las necesidades de la ayuda humanitaria. "Se proyectaba suministrar a Kuwait un millón de máscaras antigas, además de otro material y equipamiento. El resultado es, sin embargo, el fracaso del proyecto y un escándalo", señaló el ministro Tvrdík.

foto: CTKfoto: CTK "Olomouc vivió un día de miedo a un chantajista" y "La región de Olomouc vivió un día bajo la custodia de la Policía" comentan los titulares de los diarios Právo y Hospodárské Noviny, respectivamente, la situación que reinó en la metrópoli de Moravia Central el lunes. El 24 de marzo expiró el ultimátitum que un chantajista desconocido dio al Estado, amenazándole con colocar explosivos en distintos lugares de no recibir diez millones de coronas, suma equivalente a más de 300 mil euros.

El gobernador de la Región de Olomouc, Jan Brezina, advirtió el domingo a los ciudadanos ante el posible peligro en lugares de mayor concentración de población, por lo que fue fuertemente criticado por el ministro del Interior, Stanislav Gross, y la Policía que declaró sobre el caso el embargo informativo.

foto: CTKfoto: CTKEl lunes mucha gente de la mencionada región no fue a trabajar para evitar los medios de transporte público y los centros comerciales, numerosas familias no mandaron a sus hijos a las escuelas. La Policía tuvo que examinar aproximadamente quince lugares sospechosos, inspeccionar la empresa química Farmak y evacuar el hospital militar de Olomouc para excluir el riesgo de un ataque con bomba, anunciado por llamadas anónimas.

El diario Právo informa en portada que el número de personas sospechosas de contagiarse por la neumonía asiática subió en la República Checa a siete. El lunes fue ingresada en el hospital praguense de Bulovka una mujer de 35 años, que hace una semana regresó de Singapur. En Praga son tratados cuatro de los pacientes afectados, otros tres se encuentran en un hospital de Brno. Hasta el momento en ninguno de los casos se ha confirmado la infección de esa enfermedad mortal.

25-03-2003