02-04-2003

"El gabinete de coalición de Vladimír Spidla aprobó ayer unánimemente el envío del hospital de campaña a Irak y someterá esta propuesta a la aprobación del Parlamento," escribe en portada el diario económico Hospodárské Noviny y añade:

"Sin embargo, el gobierno no tiene claro qué mandato deberían tener los 300 militares, incluído el destacamento de protección, integrado por paracaidistas. El primer ministro Spidla dijo que de acuerdo con la resolución de la ONU del viernes pasado sobre la catástrofe humanitaria en Irak el hospital de campaña ayudará principalmente a la población civil de ese país. El ministro de RR EE, Cyril Svoboda, debe informar primero al respecto el Comité de Sanciones de la ONU.

Según Hospodárské Noviny, el primer ministro Spidla espera que el citado Comité de la ONU dé su visto bueno. Sin embargo, considera viable el envío del hospital por motivos humanitarios incluso sin él.

El rotativo Mladá Fronta Dnes señala que Jan Kasal, vicepresidente del democristiano Partido Popular, que forma parte de la coalición gubernamental, no está de acuerdo con la interpretación del gobierno de que el envío del hospital militar a Irak es posible a raíz de la resolución de la ONU del viernes pasado.

"Si el hospital se trasladase a Irak sin un consenso expreso de la ONU, ello significaría una arbitraria implicación de nuestros soldados en la guerra en Irak y con ello no puedo estar de acuerdo," afirmó Kasal según Mladá Fronta Dnes.

"El peligro del contagio con la neumonía letal SARS, Síndrome Agudo Respiratorio Severo, sigue aumentando. Los ciudadanos checos no deberían por eso viajar al sudeste asiático, el principal foco del contagio. El Ministerio de RR EE checo emitió ayer al respecto una advertencia oficial", destaca en portada el diario Lidové Noviny. El departamento de prensa recomendó que los checos aplazaran incluso los viajes indispensables.

"Los municipios rechazan los depósitos nucleares". Bajo este título escribe el diario Lidové Noviny: "Mientras que los austríacos siguen arremetiendo contra la central electronuclear de Temelín, en Bohemia del Sur, al gobierno checo le espera en relación con la energía nuclear una ardua lucha con la propia población. Dentro de tres semanas la Administración de los almacenes de desechos radiactivos dará a conocer una lista de seis municipios en los que iniciará prospecciones geológicas con vistas a la construcción de un depósito de combustible nuclear quemado".

Los representantes de los municipios cuyos nombres aparecerán previsiblemente en la lista, no quieren ni oír sobre la construcción del depósito de desechos nucleares. El alcalde de una de las localidades afirma que el mero rumor sobre el almacén nuclear hunde los precios de los terrenos y frustra los proyectos de promoción del turismo.

El rotativo Právo informa que la estatura media de los muchachos checos de 18 años de edad creció en los últimos cien años de los 168 a los 180 centímetros. Las chicas de la misma edad aumentaron su estatura media de los 161 a los 167 centímetros. La joven generación checa es en promedio diez centímetros más alta.

02-04-2003