11-04-2003

Irak, foto: CTKIrak, foto: CTK Los rotativos nacionales prestan hoy atención a la situación en Irak después de la toma de Bagdad..."Tras la caída de la feroz dictadura de Sadam Husein se cierne sobre Irak otro peligro: el de la anarquía", señala el diario económico Hospodárské Noviny.

"Bagdad cayó, pero ello no basta para la victoria", titula uno de sus comentarios Mladá Fronta Dnes. El diario escribe:

"Los símbolos del poder de Sadam Husein caen uno tras otro y las principales operaciones militares, dicen los estadounidense, pueden terminar dentro de pocos días. El fin de los disparos no significa el fin de la guerra. Para poder anunciar la victoria definitiva, Estados Unidos deben librar todavía varias batallas parciales, y no sólo en los campos de batalla".

Irak, foto: CTKIrak, foto: CTK "Tras la caída de Bagdad, los comandantes manifiestan optimismo, pero al mismo tiempo advierten que los enfrentamientos en el norte pueden ser todavía penosos", señala Mladá Fronta Dnes.

El rotativo destaca que los estadounidenses y los británicos tienen por delante una tarea nada fácil: imponer estabilidad en los territorios tomados, evitar el caos y reanudar las funciones básicas del sistema estatal colapsado. Con ello está relacionada otra ingente tarea: la de ganar por lo menos parciales simpatías de los iraquíes y convencerlos de que los tanques les han traído un futuro mejor.

"Estados Unidos no invitaron a la República Checa al debate sobre Irak". Bajo este título Mladá Fronta Dnes escribe:

"Pronto se celebrará la primera conferencia internacional sobre la reconstrucción económica de posguerra en Irak. Los Estados Unidos invitaron a dicha conferencia sólo tres Estados: Gran Bretaña, Australia y Polonia. La República Checa estará ausente".

Václav Klaus, foto: CTKVáclav Klaus, foto: CTK El rotativo Lidové Noviny destaca en portada que el presidente checo, Václav Klaus, explicó ayer durante su visita a Berlín su postura ante el conflicto en Irak. Durante las conversaciones con su homólogo alemán, Johannes Rau, y con el canciller Gerhard Schröder, Klaus dio a entender que se niega a alinearse en el conflicto iraquí con cualquiera de las potencias.

Mladá Fronta Dnes destaca que Klaus dijo en Berlín con respecto a Irak: "La democracia no puede ser impuesta desde arriba". Su enfoque se acerca en este aspecto al alemán, aunque según Klaus la República Checa no forma parte de la coalición beligerante, pero tampoco está al lado de Francia y Alemania.

"La República Checa pierde la lucha contra las drogas", informa en primera plana el diario Hospodárské Noviny. El rotativo cita del informe anual de la presidencia del gobierno según el cual la demanda de drogas está creciendo sobre todo entre los estudiantes. El documento refuta la opinión predominante de que la popularidad de los estupefacientes hubiera alcanzado su auge a finales de los noventa. Según el informe, en el año 2001 experimentaron marihuana el 50 por ciento de los jóvenes checos entre los 16 y los 19 años de edad. Se ha duplicado la popularidad de LSD y de éxtasis.

Lidové Noviny informa que la catastrófica situación del tráfico en el centro de Praga ha obligado al ayuntamiento capitalino a considerar la introducción del peaje que se cobraría a los conductores que entrasen en la parte céntrica de la capital checa que integra la reserva urbana. Los ediles y funcionarios se han dejado inspirar por las medidas adoptadas en Londres y otras ciudades europeas.

La medida que se aplicará en los próximos cuatro o cinco años se propone luchar contra la contaminación de la atmósfera que es en Praga la más poluída de todo el país. La contaminación en Praga se debe precisamente a los automóviles.

11-04-2003