29-04-2003

Dominique de Villepin y Vaclav Klaus, foto: CTKDominique de Villepin y Vaclav Klaus, foto: CTK El matutino Lidové Noviny informa sobre la visita del ministro de RR. EE. francés, Dominique de Villepin, a la capital checa. El ministro francés subrayó en Praga que la Unión Europea debe sacar una lección de la crisis iraquí y tratar de formar una Europa unida y fuerte que pueda igualarse con EE. UU.

Al Parlamento Europeo en Bruselas se dirigen 24 checos, publica el diario económico Hospodárské Noviny. Siete senadores y diecisiete diputados checos podrán presenciar ya a partir del próximo viernes todas las sesiones de los parlamentarios europeos y participar activamente en los debates de los grupos políticos y de algunos comités del Parlamento. Los viajes, manutención y alojamiento de los por ahora observadores checos serán financiados por la Unión Europea.

"La República Checa amenazada por el SARS", titula en portada Mladá Fronta Dnes. Los especialistas estiman que la epidemia de la neumonía asiática podría también afectar a la República Checa. El higienista principal de Praga, Vladimír Polanecký, advierte que el país no está preparado para afrontar tal peligro.

"Los controles en el aeropuerto praguense de Ruzyne son insuficientes y la República no dispone de un plan exacto sobre cómo aislar, por ejemplo, al personal sanitario que estuvo en contacto con la infección", afirma el higienista. Mientras que en América los viajeros que llegan de los países amenazados tienen que rellenar cuestionarios detallados sobre su estado de salud, en la República Checa reciben sólo volantes informativos.

Por otro lado, el higienista central de la República Checa, Michael Vít, no considera necesario cambiar las medidas de seguridad adoptadas. Los viajeros seguirán recibiendo informaciones escritas en las que están indicados los síntomas de la enfermedad. Las personas sospechosas de haberse contagiado con el SARS, serán trasladadas a una clínica destinada a ello. El avión, a cuyo borde viajara un contaminado, será desinfectado.

El rotativo Právo resalta en primera página que la afluencia de chechenos que se dirigen a la República Checa desde Polonia ha obligado al Ministerio del Interior checo a abrir un nuevo centro de asilo en Cervený Újezd, en Bohemia del Norte. La capacidad de recepción del campo de refugiados en Vysní Lhoty, en Moravia del Norte, que acogió en las últimas tres semanas a cientos de refugiados chechenos que cruzaron la frontera checo-polaca, se ha agotado.

El mejoramiento de la situación no es de inmediato previsible. La reunión del director del Departamento de Política de Asilo y Migración del Ministerio del Interior checo, Tomás Haisman, con sus homólogos polacos, celebrada el lunes en Varsovia, no llevó a una solución. Las leyes checas no permiten devolver al refugiado al país en el que fueron iniciados los trámites de la concesión de asilo. Los chechenos acuden a la República Checa porque no están satisfechos con las condiciones existentes en los campos de refugiados polacos.

El presidente checo, Václav Klaus, continúa su gira por el país, informa el mismo diario. Con motivo de su visita a Ostrava, la metrópoli de Moravia del Norte, recibió de los representantes de la ciudad como obsequio una espada de acero al cromo y silicio.

La espada, producida en las fábricas metalúrgicas de Ostrava, pesa un kilo y cien gramos y mide 68 centímetros y su confección se inspira en las armas blancas típicas del renacimiento italiano del siglo 15 y 16.

"El hidrólogo checo, Josef Krecek, es héroe europeo del año", resalta Lidové Noviny. El científico, de 53 años, aparece en la lista de los 36 europeos más destacados, publicada cada año por el semanario estadounidense Time. No se trata de una casualidad.

El año pasado Josef Krecek obtuvo el título "Investigador del año" de la organización americana Earthwatch Institut. La revista Time evaluó el hecho de que el hidrólogo checo demostrara por primera vez la relación entre la polución industrial, la desaparición de los bosques y la polución del agua.

29-04-2003