08-08-2003

"El Presidente checo le declaró la guerra al Senado", "El Presidente checo y la Cámara Alta en estado de guerra", bajo estos y otros títulos los periódicos nacionales comentan la tensión existente entre estas dos instituciones constitucionales. Las fricciones surgieron después de que el Senado rechazara el miércoles a tres de los cuatro candidatos a jueces del Tribunal Constitucional presentados por la Oficina Presidencial.

El presidente, Václav Klaus, enojó después a los senadores al volver a presentar como candidato ante Tribunal Constitucional al abogado Ales Pejchal, rechazado una vez por la Cámara Alta. Los senadores reprochan a la Oficina Presidencial que no había consultado con ellos de antemano los candidatos. La Oficina Presidencial subraya, por su parte, que los candidatos a jueces constitucionales no pueden ser sometidos a negocios políticos previos.

El presidente de la República rechazó los primeros cien pedidos de indulto, informan en negrilla también los periódicos checos. El diario Právo recuerda que al asumir el cargo presidencial, Václav Klaus destacó que no otorgaría indultos en tal medida como lo hizo su predecesor, Václav Havel.

El rotativo Mladá Fronta Dnes agrega que Klaus cambió además el sistema de la concesión de indultos. Mientras que bajo la presidencia de Václav Havel los pedidos se concentraron en el Ministerio de Justicia que escogía entre ellos los que enviaba a la Oficina Presidencial, Václav Klaus decidió que tramitaría todos los pedidos de indulto él mismo.

Los calores tropicales que siguen azotando la República Checa es otro tema ampliamente desarrollado por la prensa. Y los periódicos publican una noticia que seguramente no agradará a quienes se sientan molestos por las altas temperaturas: los calores continuarán también la semana próxima y serán incluso más agobiantes, las temperaturas, a la sombra, no bajarán los 33 grados centígrados por la tarde.

El matutino Lidové Noviny escribe que probablemente los únicos en aplaudir los calores tropicales son los vitivinicultores de Moravia que destacan que este año será extraordinariamente exitoso para la producción vinícola. La cepa es resistente contra la sequía y los rayos solares intensos contribuyen a su rápida maduración. Por ello la calidad del vino de este año será muy alta.

Los periódicos prestan atención asimismo al endeudado imperio turístico del empresario checo, Václav Fischer. El rotativo Mladá Fronta Dnes informa que el magnate petrolero, Karel Komárek, que ofreció ayuda financiera a Fischer, compró otras deudas de sus empresas. El rotativo recuerda que después de que los acreedores se dirigieran a los ejecutores que consecuentemente bloquearon los bienes de Fischer, la empresa Atlantik FT de Karel Komárek empezó a comprar sus créditos.

El periódico Hospodárské Noviny destaca, no obstante, que aunque Václav Fischer seguirá dirigiendo su agencia de viajes, su compañía aérea y otras empresas, perderá en parte el control sobre ellos. Atlantik FT de Karel Komárek cambiará con toda probabilidad las deudas por la entrada en este gran imperio del turismo checo.

Séptimo Hospital de Campaña checo en la ciudad de Basora, foto: CTKSéptimo Hospital de Campaña checo en la ciudad de Basora, foto: CTK Los primeros tres niños iraquíes llegaron a la República Checa para someterse aquí a tratamiento médico. A este tema se dedica el matutino Lidové Noviny. Los niños fueron escogidos por los médicos del Séptimo Hospital de Campaña checo dislocado en la ciudad de Basora, en el sur de Irak. El Gobierno checo liberó para su tratamiento siete millones de coronas, más de 200 mil euros. Dos niñas, de doce y diez años, y un niño, de un año, han sido ingresados en el hospital capitalino de Motol.

Lidové Noviny publica una entrevista con Milos Bohonek, el único pediatra del Séptimo Hospital de Campaña checo, que hasta el presente escogió a doce niños iraquíes para ser tratados en la República Checa. Bohonek precisa que mayormente se trata de niños con deficiencias cardíacas, lo que se debe al sistema de Sanidad en Irak. Bohonek explica que aunque el nivel de medicina en Irak no es malo, falta el diagnóstico capaz de revelar estas deficiencias en estado prenatal.

08-08-2003