09-12-2003

El presidente checo, Vaclav Klaus, foto: CTKEl presidente checo, Vaclav Klaus, foto: CTK "El presidente Klaus rechaza la Constitución Europea." Es el tema que acapara hoy las portadas de los diarios nacionales. Lidové Noviny señala que a tres días del inicio de la crucial cumbre de la Unión Europea en Bruselas, el Presidente checo volvió a pronunciarse sobre la Carta Magna europea.

Al término de una reunión extraordinaria con el primer ministro, Vladimír Spidla, el Presidente, Václav Klaus, declaró en el Castillo de Praga que preferiría que la Constitución de la UE no hubiera surgido, escribe Lidové Noviny.

Todos los diarios nacionales informan en sus portadas que un estudiante de Politología de 20 años de edad apaleó brutalmente con un bate de beisbol a un profesor de la Facultad de Pedagogía de Hradec Králové.

Jan Lasek, profesor de la Facultad de Pedagogía de Hradec Králové, foto: CTKJan Lasek, profesor de la Facultad de Pedagogía de Hradec Králové, foto: CTK Mladá Fronta Dnes describe el extraordinario ensañamiento del joven. "Amenazó que me mataría," relató el pedagogo agredido. El diario destaca que se trata de la primera agresión a un docente en suelo universitario.

Právo precisa que el profesor agredido sufrió lesiones de mediana gravedad. Según muchos profesores, el caso ocurrido en la Facultad de Pedagogía de Hradec Králové es una señal alarmante de que los niños y jóvenes son cada vez más cínicos, más vulgares y más brutales y ello se traduce en su relación hacia los profesores.

Lidové Noviny advierte en portada:"Los cartetistas se desplazan del centro de Praga a los hipermercados." Un experto policial dijo al diario que el trabajo de los carteristas ha cambiado. Ahora ya no roban las billeteras sino los bolsos. Con las billeteras, naturalmente.

¡Sin hielo pero 21 grados bajo cero!, foto: CTK¡Sin hielo pero 21 grados bajo cero!, foto: CTK Právo destaca en portada que en la sierra de Sumava los termómetros registraron en la mañana del lunes la temperatura de 21 grados bajo cero.

"Los sindicalistas checos son mansos como corderos." Así titula uno de sus artículos del suplemento económico Mladá Fronta Dnes. El diario comenta que sólo en muy pocos países del mundo hay sindicatos tan moderados y comprensivos hacia los empleadores como lo son los sindicatos checos.

El diario considera que una de las razones es el hecho de que los sindicalistas checos son frecuentemente miembros de los consejos de vigilancia de las empresas y perciben elevadas remuneraciones. Mladá Fronta Dnes explica que ello ocurre también en Europa Occidental, pero allí los sindicalistas donan la mayor parte de su remuneración a las fundaciones que pagan subsidios a trabajadores despedidos,etc.

En la República Checa la central sindical mayoritaria no impone semejante política y depende de cada sindicalista cómo utilice su remuneración. Los primeros de los líderes sindicales empiezan a reconocer que es una práctica infeliz ya que los sindicalistas que deberían defender los intereses de los trabajadores caen bajo una fuerte influencia de la dirección de la empresa.

09-12-2003