16-01-2004

Exitosa visita del ministro de Relaciones Exteriores checo, Cyril Svoboda, a Irak: las empresas checas participarán en la reconstrucción posbélica del país. Este es uno de los temas abordados hoy por la prensa nacional.

El democristiano Partido Popular desempolvó la enmienda del Código Penal conocida como "tres veces y basta", informan todos los periódicos checos. Právo puntualiza que con la enmienda, los democristianos pretenden endurecer la lucha contra los homicidas brutales. Los reincidentes serían condenados a cadena perpetua.

El líder del Partido Popular, Miroslav Kalousek, subraya en Mladá Fronta Dnes que hay que terminar con la política de ceder ante el crimen. En los últimos cuatro años, más de 260 checos fueron asesinados por reincidentes. "La única protección contra ellos es aislar al delincuente de la sociedad", opina en Právo el diputado democristiano, Pavel Severa.

"Los precios de apartamentos antiguos están bajando", escribe en portada el matutino Lidové Noviny y apunta que tras la adhesión del país a la Unión Europea, los precios de pisos en casas prefabricadas bajarán todavía más.

Jan Palach, foto: CTKJan Palach, foto: CTK La afluencia de inversionistas extranjeros que comprarán masivamente inmuebles en la República Checa no será tan impactante como han supuesto los especialistas. Precisamente estas especulaciones hicieron subir los precios de los apartamentos y las casas el año pasado. Lidové Noviny advierte que así, los ciudadanos que han postergado la compra de una propiedad, ganarán.

La prensa checa conmemora también varios acontecimientos clave de la historia contemporánea checa. Los rotativos prestan atención sobre todo al 35 aniversario de la autoinmolación de Jan Palach. El historiador Oldrich Tuma retoma en Hospodárské Noviny las manifestaciones en Praga en enero de 1989 que duraron seis días y fueron la expresión del descontento de la gente con el régimen comunista.

Václav Havel fue entonces detenido y condenado a ocho meses de prisión. Sin embargo, su detención resultó contraproducente para los comunistas porque despertó un fuerte rechazo, así como solidaridad con los disidentes checos en el extranjero. Las protestas demostraron además que la oposición contra el régimen era mucho más fuerte de lo que opinaba la dirección del Partido Comunista.

El matutino Lidové Noviny publica un reportaje sobre Pavlína Koubská, una estudiante checa que obtuvo la beca de la prestigiosa Escuela Nacional de Administración, instituto de élite que en Francia prepara a futuros altos funcionarios estatales. Sólo dos checos obtuvieron esa beca.

La señorita Koubská destaca que para aprobar los exámenes de ingreso en esa Escuela, no bastaba solamente con poseer un nivel avanzado del francés y cultura general. Los examinadores evaluaron también de qué forma el aspirante se comporta y cómo reacciona a las preguntas diversas.

La comisión apreció, por ejemplo, la respuesta de Pavlína Koubská quien a la pregunta: "¿Se casaría con un hombre de raza negra?", reaccionó espontáneamente: "¿Y hay alguno en su Escuela?".

16-01-2004