29-01-2004

Vladimír SpidlaVladimír Spidla Las reformas financieras del Gabinete de Vladimír Spidla van a naufragar por culpa de los pañales, resalta Mladá Fronta Dnes. El Gobierno transfiere la gravación de los pañales de la categoría del 5 al 22 por ciento de IVA, afirmando que lo exige la Unión Europea.

Contra la decisión se rebelan los diputados socialdemócratas temiendo que debido al encarecimiento de los pañales pierdan a sus electores. "Queremos aumentar la natalidad, pero es como si no quisiéramos hacer nada al respecto", expresó el legislador socialdemócrata, Radim Turek. La Socialdemocracia, el mayor partido gubernamental, defenderá este año sus posiciones en tres elecciones - las europeas, regionales y senatoriales.

El Partido Cívico Democrático pugna por un "impuesto sobre la televisión", resalta en portada el diario Lidové Noviny. Los diputados de la mayor formación oposicionista del país propusieron que cada hogar checo pague los abonos por la radio y la televisión independientemente de que si posee un aparato o no.

En la actualidad, cada hogar que posee una radio o un televisor paga mensualmente 37 y 75 coronas, respectivamente, sumas equivalentes a más de un euro y dos euros y medio. Se estima que la nueva medida aportaría a la Televisión Pública Checa, que está enfrentando problemas financieros, hasta 500 millones de coronas anuales, aproximadamente 16 millones de euros, más.

El presidente de la República vive en una residencia confiscada a una familia alemana que fue expulsada del país después de la Segunda Guerra Mundial, escribe Mladá Fronta Dnes. La casa en el lujoso barrio de Orechovka pertenecía a la familia Lippert, propietaria de una abacería famosa en el centro de Praga.

La residencia fue ofrecida al presidente, Václav Klaus, por el propietario actual, el Ministerio de Defensa, sin que ambos conocieran su historia. Del caso podría aprovecharse la Asociación Sudetoalemana usándolo como un argumento simbólico en sus esfuerzos por la anulación de los Decretos de Benes, opina el diario.

Lidové Noviny informa que el nuevo virus MyDoom contagió los ordenadores de casi todos los usuarios de Internet en la República Checa, cuyo número se estima en más de 3 millones y medio. El virus, que ataca las direcciones electrónicas, se extendió por el país ante todo el martes por la noche y ayer miércoles.

Los alimentos genéticamente modificados penetran en la República Checa, apunta en portada el diario económico Hospodárské Noviny. La empresa estadounidense Monsanto, número uno en el mundo en el ámbito de biotecnologías, obtuvo del Ministerio del Medio Ambiente checo la licencia para iniciar los tests de maíz transgénico Bt.

La mayoría de los agricultoleres checos aplaudió la decisión ya que el maíz Bt es resistente a los parásitos más dañinos. Por otro lado, los productores de alimentos ecológicos se ven preocupados porque el polen del maíz transgénico podría afectar sus cultivos. Hasta el momento, la República Checa permitía tan sólo la importación de los alimentos genéticamente modificados.

29-01-2004