04-03-2004

Václav Havel, foto: CTKVáclav Havel, foto: CTK El diario Hospodárské Noviny informa que el Embajador canadiense impuso en Praga al ex presidente checo, Václav Havel, la Orden de Canadá que es la más alta condecoración de ese país. Entre los jefes de Estado mundiales fueron galardonados con dicha Orden sólo el ex presidente sudafricano, Nelson Mandela, y Su Majestad la reina Isabel de Inglaterra.

Lidové Noviny señala en portada que los festejos oficiales del ingreso de la República Checa a la Unión Europea adquieren contornos más nítidos. El 30 de abril, víspera del ingreso, se celebrará una velada en el Teatro Nacional de Praga en la que actuarán actores y bailarines de esa casa teatral y se presentarán mensajes del jefe de Estado,Václav Klaus, del primer ministro, Vladimír Spidla,y del ex presidente, Václav Havel.

El director del Teatro Nacional, Daniel Dvorák, explicó a Lidové Noviny que la velada presentará la unión entre el arte checo y el europeo y sus influencias recíprocas. Para la segunda parte del programa escribieron textos literatos y pensadores europeos, como Umberto Eco y Frantisek Listopad, de origen checo, que reside hace años en Portugal.

El rotativo Právo escribe que en la República Checa disminuye el consumo de las drogas duras. Los consumidores de drogas prefieren la marijuana y el éxtasis. El vicepresidente del gobierno, Petr Mares, afirmó en una rueda de prensa que la situación en la lucha antidrogas en la República Checa es en varios aspectos mejor que en los países de la Unión Europea.

Mares, reponsable por la política antidrogas del Estado, sostuvo que el consumo de alcohol y el tabaquismo representan para la sociedad un riesgo más grave y sus impactos son mucho más negativos que el uso de las drogas ilegales.

El peligro que representa el alcohol y el tabaco es el hecho de que estas sustancias son fácilmente accesibles para los jóvenes. Mares opina que será necesario que el problema del consumo de alcohol y de tabaco sea incorporado a la política nacional antidrogas.

Právo informa que a finales del presente año volverán a circular en la capital afgana Kabul los trolebuses checos. Debido a los problemas resultantes del tráfico congestionado, no extraña que los habitantes de la ciudad esperen su retorno con expectación.

La red de trolebuses instalada en Kabul en los años 70 por Checoslovaquia fue destruída durante la guerra civil.Los habitantes de la capital afgana recuerdan con añoranza los trolebuses checoslovacos. Lo curioso- y hoy inimaginable- es que eran conducidos por mujeres.

04-03-2004