26-03-2004

"El Partido Cívico Democrático cuenta con un apoyo récord de electores", "El fútbol checo sacudido por un escándalo: ¿se compró Ostrava un partido?" y "Menos casamientos entre checos desde el año 1914", estos son algunos de los temas abordados por la prensa checa de hoy.

Jamás el Partido Cívico Democrático ha contado con tan alto apoyo electoral, resalta en portada el diario Mladá Fronta Dnes. Según un reciente sondeo de opinión, el 35,4 por ciento de los ciudadanos elegiría la mayor fuerza oposicionista del país.

Las preferencias de voto del Partido Cívico Democrático superan dos veces a la gubernamental Socialdemocracia, que pierde en el duelo de popularidad también con los comunistas. De ser confirmada esta tendencia en las elecciones al Parlamento Europeo, en junio, la oposición podría volver a intentar poner en duda la confianza al Gobierno de Vladimír Spidla.

El fútbol checo enfrenta un escándalo, informan en primera página todos los diarios nacionales. El club Viktoria de Pilsen acusó a dos de sus jugadores, entre ellos al capitán y máximo goleador del equipo, de influir negativamente en los resultados de los partidos del club. Los futbolistas son sospechosos de ganar elevadas sumas en apuestas contra su propio club.

Por su parte, el Diario de Pilsen inculpa a los jugadores de cobrar un soborno por haber ayudado a la derrota del Viktoria de Pilsen por el Baník de Ostrava, club líder de la primera división nacional. La suma, unos 24 mil euros, debía habersela entregado este lunes un representante del Baník.

Los checos jóvenes pierden el interés por casarse, escribe el matutino Lidové Noviny. El año pasado contrajeron matrimonio en este país la menor cantidad de parejas desde la Primera Guerra Mundial. En 2003 se casaron sólo 49 mil parejas, mientras que aún a principios de los años 90 fue casi el doble. Esos datos se desprenden del informe de la Oficina de Estadísticas Checa, publicado este jueves.

Por otro lado, aumentó el número de niños nacidos, que subió a los 8 mil. La República Checa registró el año pasado el menor número de abortos desde 1958, cuando fueron legalizados.

El presidente de la República Checa, Václav Klaus, concluyó su visita de tres días a Portugal. Casi todos los diarios publican la foto del mandatario checo vestido en traje tradicional del miembro de la Hermandad del Vino de Oporto. Para festejar su admisión a la asociación, Václav Klaus hace un brindis con la principal insignia de la Hermandad - el vino de Oporto.

Nokia y Tatranka, éstas son las marcas comerciales más apreciadas por los checos, escribe el diario económico Hospodárské Noviny. A diferencia de la mayoría de los países del mundo, la República Checa no dispone de una tabla de valoración de sus marcas comerciales. Así, nadie se atreve a estimar cuál es el valor de mercado de Tatranka, marca de las populares galletas checas.

26-03-2004